Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebaja

Silla tendrá que reducir personal o quitar ayudas para compensar la rebaja del IBI

Un informe de Intervención, obviado por la corporación, advierte del incumplimiento del plan de establidad

Silla tendrá que reducir personal o quitar ayudas para compensar la rebaja del IBI

Silla tendrá que reducir personal o quitar ayudas para compensar la rebaja del IBI

La rebaja del IBI en Silla, que conllevará dejar de ingresar más de 304.000 euros en las arcas municipales durante 2015, exigirá muchos sacrificios. Un informe de la interventora advierte que la merma del principal ingreso tributario tendrá que ser compensada para cumplir con los criterios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera que exige el Gobierno central y, para hacerlo, propone reducir personal o eliminar subvenciones y ayudas a la ciudadanía, tal como señala en el documento.

«Si no se adoptan medidas para aumentar los ingresos „detalla „, hará falta adoptarlas para reducir el gasto del capítulo de personal (por ejemplo vía amortización de puestos de trabajo vacantes o que lo estarán próximamente por jubilación), o del capítulo 4 de subvenciones». Y esto ha de ser así «máxime cuando el Ayuntamiento de Silla no cumple el período medio de pago» a sus proveedores. Actualmente abona sus facturas «en 160,74 días» de media, lo que lo sitúa como el consistorio que peor paga de la Comunitat Valenciana y el décimo de España.

Y es que, según otro informe de la viceinterventora, el ayuntamiento debería tener en cuenta que «la falta de equilibrio (presupuestario) produce falta de liquidez y, consecuentemente, un aumento de los costes financieros e incumplimientos de los compromisos de pago dentro de los 30 días que marca la ley». Así las cosas, recomienda a la corporación que el gravamen de determine para el IBI de 2015 «ha de ser suficiente para poder financiar los servicios públicos que presta el ayuntamiento y garantizarlos a los ciudadanos».

Ambos informes fueron entregados a la corporación antes del pleno extraordinario que, la semana pasada, acabó con una aprobación casi unánime de la rebaja de la contribución a razón de entre 38 y 40 euros por vivienda. Tan sólo el edil de EU, Valentín Mateos, votó en contra de la reducción instada por Els Verds, ya que entendía que se trataba de «una medida populista» que podía entorpecer «la cobertura de necesidades sociales básicas».

Plazas sin ocupar y menos gasto

El regidor de Hacienda, Marcos Zaragozá, aseguró ayer, sin embargo, que la rebaja del IBI «no implicará eliminar servicios a la ciudadanía». El concejal apostó por reducir personal «pero sin amortizar plazas, puesto que sólo dejaremos puestos de trabajo sin ocupar», dijo. «Hay comisiones de servicio a punto de finalizar „añadió„, así como varias jubilaciones y prejubilaciones que ahorrarán bastante dinero al ayuntamiento».

El resto del dinero para compensar los más de 304.000 euros que dejará de ingresar el consistorio saldrá del capítulo de gasto corriente, concretamente de la «renegociación a la baja de los contratos de suministro, los alquileres y la limpieza de edificios» municipales. Además, insistió Zaragozá, «en octubre de 2015 el Ayuntamiento de Silla habrá dejado ya de pagar el plan de pago y recuperará en su totalidad su participación en los tributos generales del Estado» (pierde en torno a los 140.000 euros al mes), lo que «implicará recuperar la rebaja del IBI en apenas dos meses».

Compartir el artículo

stats