24 de diciembre de 2018
24.12.2018
Paiporta

El PP cree que la estación sigue sin ser segura tras cerrar el paso a nivel

Ibor recuerda a FGV que los usuarios del tren siguen cruzando las vías para pasar a otro lado

24.12.2018 | 13:05
Estación de metro de Paiporta.

El Partido Popular de Paiporta tampoco comparte la solución que ha aplicado Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana en la estación de metro por razones de seguridad. Si inicialmente fue el grupo municipal del PSPV el que impulsó una moción para pedir alternativas al cierre, ahora el PP solicita a FGV "medidas urgentes para mejorar la seguridad en la estación", tras la actuación realizada que, en opinión de este grupo, "sólo consiste en el vallado de la estación, por lo que el paso queda limitado a los usuarios del metro".

No obstante, para el PP, "las últimas obras no han evitado ninguno de los riesgos de atropello de los usuarios habituales del servicio público". De ahí que el portavoz de los populares en Paiporta, Vicente Ibor, haya asegurado que "las actuaciones que se han puesto en marcha esta semana evitan que nadie pueda cruzar las vías para acceder a la zona del cementerio, pero los usuarios de MetroValencia de la estación de Paiporta sí las tienen que cruzar a diario".

Por ello y teniendo en cuenta "los datos que facilitan de 1 millón de usuarios anuales, siguen poniendo en riesgo la seguridad de todos esos vecinos día tras día, por lo que es urgente que se tomen medidas". Vicente Ibor ha recordado que hace meses los populares ya criticaron en la comisión de Urbanismo en que se presentó el proyecto, que la solución inicial escogida "no era la adecuada porque estaba encaminada solamente a limitar responsabilidades para FGV, pero no a mejorar la seguridad de los usuarios".

Además, Vicente Ibor ha pedido al gobierno local de Isabel Martín "que se preocupe por este tema, que tome la iniciativa y asuma su responsabilidad de defender los intereses de los paiportinos ante la Generalitat, porque hasta ahora no han reivindicado nada a FGV, y han reconocido al resto de grupos que no hay una previsión de solucionar el paso por las vías en el corto plazo". Para Ibor, la obra "ha sido una tomadura de pelo porque no se minimiza ningún riesgo para un sólo usuario del metro con la obra que han llevado a cabo".

La obra y el vallado

Los trabajos de FGV han contado con un presupuesto en 234.513,28 euros, IVA incluido. La actuación ha consistido en el vallado del acceso a la estación, por lo que, el paso queda limitado exclusivamente a los viajeros del metro, con lo que FGV considera que sereduce el riesgo de incidencias, al restringirse de manera notable el paso de transeúntes por las instalaciones.

El vallado de la estación contiene la instalación de un control de accesos (cuatro en el edificio y dos más en el acceso al andén contrario –dirección Picanya-, con la característica de que son portones giratorios antivandálicos), así como interfonos (tres más para complementar el ya existente) y cámaras de vídeo (una para reforzar el actual dispositivo instalado en el edificio y dos más en los nuevos portones giratorios), lo cual también redundará en la disminución del fraude.

Además, se ha acondicionado una marquesina en el lado de Picanya y otra en el andén del edificio principal, a la vez que se ha vallado el acceso, rodeando dicho inmueble y el andén contrario, con su prolongación hasta el paso inferior, por el que se desplazan los transeúntes a partir de ahora. El citado paso inferior permite franquear la línea ferroviaria bajo las vías y facilita la vía de acceso, tanto al cementerio de Paiporta, como a un ecoparque de reciclaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook