17 de marzo de 2020
17.03.2020
Levante-emv

Las fallas de Burjassot viven la fiesta desde casa

Recrean virtualmente las actividades, celebran aniversarios y promueven talleres de dibujo

17.03.2020 | 18:52
Falleras mayores del Pouet.

"Yo me quedo en casa", "esto también pasará", "siempre que llueve, después escampa", "estamos acostumbrados a luchar por las cosas en que creemos" y la necesidad de "cumplir las medidas preventivas" ante la pandemia del coronavirus son algunos de los mensajes de ánimo y una llamada a la responsabilidad que la comunidad fallera de Burjassot –desde sus 13 comisiones– viene lanzando a los colectivos festeros, y a la ciudadanía en general, tras conocer el estado de alarma decretado por el Gobierno para enfrentarse con garantías a la emergencia sanitaria.

A pesar del aplazamiento de las Fallas y de que "este año será, sin duda, uno de los más extraños de nuestras vidas", como comentaron desde la comisión Espartero haciéndose eco del sentir general, los protagonistas de la fiesta "no se han venido abajo" y guardan la esperanza de que, tarde o temprano, la celebrarán "por todo lo alto y con más ganas que nunca". Ahora, sin embargo, "las circunstancias requieren atender a las 'recomendaciones' de las autoridades sanitarias". Quedarse en casa, ese "confinamiento domiciliario" precisamente a la entrada de la primavera, es una de ellas.

El hecho de que las fallas no estén plantadas estos días y a punto para la "cremà" no ha impedido la recreación "virtual" de las fiestas, a través de las redes sociales, que las comisiones proponen. Así, Plaça del Pouet –que se encuentra celebrando su 45 aniversario–, con el lema "Nostalgia", hace un recorrido por los diferentes actos festivos y culturales que jalonan la semana grande fallera, desde la "plantà" hasta la "cremà". Y los "poueters" lo hacen desde "la añoranza y el compromiso", porque "sabemos que pronto disfrutaremos de todos estos actos" y "todos juntos haremos frente a la crisis y saldremos reforzados".

Por su parte, la falla Lauri Volpi, fiel a su eslogan de solidaridad "Dale color a la vida-Ara més que mai", ha propuesto tanto a infantiles como a mayores participar en "un taller de dibujo virtual". La iniciativa consiste en dibujar los monumentos falleros y escribir textos de ánimo, fotografiarlos y subirlos a las redes sociales con el objetivo de que "el espíritu fallero de 2020 no decaiga".

Estas son algunas de las actividades que las comisiones están llevando a cabo, eso sí, "desde casa", ya que todos los casales permanecerán cerrados "hasta nueva orden" y, ante la crisis del coronavirus y con el lema "Todos unidos vamos a ser capaces de salir", las fallas mantienen su compromiso de seguir las indicaciones del Ministerio de Sanidad, la Generalitat y el Ayuntamiento de Burjassot.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook