28 de junio de 2020
28.06.2020
Levante-emv

"La promoción de l'Horta debe ir de la mano de la ciudad de València"

Ayuntamientos, empresas y entidades abogan por complementar la oferta de ocio de la capital con la propuesta más sostenible que ofrece la comarca, poniendo en valor la gastronomía y el patrimonio a través de rutas peatonales y ciclistas por la huerta

28.06.2020 | 04:15
"La promoción de l'Horta debe ir de la mano de la ciudad de València"
"La promoción de l'Horta debe ir de la mano de la ciudad de València"

Con el fin del estado de alarma y la llegada del verano, consistorios, entidades y empresas se centran en intentar recuperar el turismo. El objetivo es vender que en l'Horta hay playas seguras y sostenibles, pero también una magnífica huerta y un turismo agroecológico. Levante-EMV, en el marco de los actos por el 25 aniversario de su edición de L'Horta, ha convocado un encuentro digital con representantes de diferentes sectores para poner en común las estrategias a seguir.

La llegada del coronavirus a nuestra comarca causó un gran impacto en la movilidad. Con el levantamiento del estado de alarma, poco a poco, ya se va permitiendo la libre circulación tanto por territorio nacional como europeo, pero la realidad es que los hábitos han cambiado y la ciudadanía no quiere irse lejos de casa a pasar sus vacaciones. Es por ello, que es el momento de poner sobre la mesa el turismo de proximidad. Tenemos la suerte de contar con una comarca, la de l'Horta, que tiene playas, tiene huerta, tiene patrimonio, museos y dos grandes parques naturales como son el Parc del Túria y l'Albufera.

Está ahora en la mano de los ayuntamientos, las entidades y las empresas privadas coordinarse y poner esas herramientas para potenciar ese turismo diferente que incluso puede reconfigurar el futuro de la economía valenciana.

Con este objetivo, Levante-EMV, dentro de sus actos por el 25 aniversario de la edición de l'Horta, realizó esta semana un encuentro virtual –patrocinado por Caixa Popular, Global Omnium y la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos (Emtre)–para poner en común esas estrategias. La cita, que tuvo lugar por videoconferencia para cumplir con las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación de la covid-19, contó con la presencia del alcalde de Alboraia, Miguel Chavarría; la técnica de turismo de la Mancomunitat del Carraixet, Noelia Rigoberto; el representante de Viu l'Horta, Toni Montoliu, y el director de sostenibilidad de Global Omnium, Juan Luis Pozo. El acto fue moderado por la delegada de la edición de L'Horta de Levante-EMV, Laura Sena.

Alboraia, precisamente, es uno de los municipios valencianos que tiene «en su poder» una ubicación privilegiada, ya que puede complementar el turismo de sol y playa que ofrecen los arenales de la Patacona y Port Saplaya, con la atracción que ofrece un producto autóctono como es la horchata y, por tanto, el cultivo de la 'xufa' y, en general, el interés por la huerta valenciana; y todo eso a escasos metros de la capital valenciana, que es el mayor foco de atracción de turistas de la zona. Es precisamente en la mejora de la relación y coordinación con València donde los intervinientes se pusieron de acuerdo a la hora de establecer la clave para desarrollar un turismo de proximidad. «La promoción turística de la comarca ha de ir de la mano de la ciudad de València. Nuestro principal mercado son los turistas que llegan a la capital y nuestro objetivo es intentar que alarguen su estancia un día para visitar l'Horta», explicó Noelia Rigoberto.

En ese sentido, se acogió positivamente la posibilidad de crear un ente metropolitano de turismo, junto a la capital, al igual que ya existe una gestión metropolitana del agua o de los residuos, siempre que se guarde un equilibrio entre la identidad de los pueblos y no acapare València la gestión.

«Cuando un crucero con 6.000 turistas llega al puerto de València, si hubiera una organización metropolitana se podrían canalizar las visitas a l'Horta Sud y Nord. Restauradores de Alboraia, por ejemplo, están en contacto con cruceros para ofrecerles hacer rutas por aquí, pero sería muy positivo ofrecer toda la oferta turística en conjunto, que es lo que ya hacemos cuando vamos a Fitur», valoró el alcalde de Alboraia.
«Todos juntos pero sin que València fagocite la gestión de los demás pueblos. Unirnos para la promoción pero mantener la diferenciación que nos caracteriza con nuestro turismo sostenible en contra de la masificación urbana de la ciudad», remarcó Rigoberto.

«El año pasado llegaron a València 2.182.132 turistas con una media de 42 noches de alojamiento. No creo que València fagocite la gestión, sino que busca un complemento para ampliar su oferta con un turismo sostenible que es precisamente lo que ofrece el entorno de l'Horta. Buscamos a un turista que se quede el máximo tiempo aquí, que es lo que realmente da riqueza. Y para conseguirlo hace falta sinergias entre la capital y el resto de municipios del entorno metropolitano», añadióJuan Luis Pozo.

Para Toni Montoliu, representante de Viu l'Horta, nombre público que hace referencia a un grupo de empresarios que gestionan negocios vinculados con el turismo y el ocio en l'Horta Nord, también cobran un papel fundamental los medios de comunicación, que «se tienen que hacer eco de nuestra riqueza. Por la pandemia la mayoría no va a viajar fuera y es momento de darles a conocer que hay hoteles, casas rurales, que se pueden hacer rutas en bicicleta por l'Horta, y aprovechar que puedan disfrutar de nuestro entorno y nuestra gastronomía». Aunque para ello, recalca: «necesitamos ayuda de la administración y concienciación de la gente de lo que es nuestro porque la huerta tiene fecha de caducidad. No se puede gritar Visca València y luego comprar cebollas de Sudáfrica».

Etiquetado verde
Precisamente desde Global Omniun tratan de dar valor a estos productos, según explicó el director de sostenibilidad Juan Luis Pozo. «Queremos ayudar a todos los municipios a ponerle valor a todos los productos de l'Horta, para que sean reconocidos nacional e internacionalmente con el etiquetado verde. A veces en 10 km no se conoce lo que hay, y que yo sea capaz de etiquetar estos productos para potenciar esa marca de identidad, esa esencia valenciana, es muy importante. Y en eso el concepto sostenibilidad es fundamental, que los productos lleven una etiqueta verde con la huella de carbono y la huella hídrica es imprescindible».
Además del etiquetado, Alboraia tiene claro que para promocionar su turismo, en tiempos de coronavirus, este gran valor de sus playas y de su entorno y de sus productos debe ir acompañado de fuertes medidas de seguridad.

Playas seguras
«Nuestro principal objetivo ahora mismo es vender Alboraia como un destino turístico seguro. Hemos aumentado el número de socorristas en la playa ,tenemos un dron de vigilancia y potenciamos también ir a poder tomar una cerveza al chiringuito de la playa de forma segura, que eso también es turismo de proximidad», informó Miguel Chavarría. En ese sentido, el primer edil afirmó que están trabajando para mantener la marca Q de Calidad Turística de las playas así como en la búsqueda de conseguir el certificado del ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española). Además, se están haciendo esfuerzos para potenciar un turismo más allá de la arena con una agencia de información en ambas playas donde se promociona el agroturismo, con seis rutas. «Tenemos la suerte de contar con tres alquerías dentro de la huerta, donde se puede acceder a pie y en bici desde la capital o desde el municipio de Alboraia, y degustar la horchata y otros productos típicos», recordó.

Agroturismo por el Carraixet
Precisamente ese agroturismo es el que han conseguido potenciar desde la Mancomunitat del Carraixet con «Turismo Carraixet» gracias a la unión de siete pueblos como son Alfara del Patriarca, Bonrepòs i Mirambell, Foios, Vinalesa, Albalat dels Sorells, Almàssera y Meliana. «Potenciamos el turismo desde la voluntad de realizar gobernanza territorial. Siete alcaldes vieron que tenían más fuerza turística uniéndose para formar una alternativa a la oferta de València, ofreciendo un turismo sostenible», explicó Noelia Rigoberto.

Esta diferenciación se hace a través de dos apuestas. La primera es «Camins del Carraixet», que ofrece «más de 18 kms de rutas para hacer senderismo y cicloturismo por l'Horta y conecta a todos los municipios». La segunda es «Tastem l'Horta», un programa para «realzar de cara al turista la importancia de los bares y restaurantes del Carraixet dedicados a la gastronomía y a su materia prima». Noelia Rigoberto reconoce que hay que darle mucha importancia al sector privado para potenciar el turismo. «Nosotros como administración ponemos el mapa, pero son los restaurantes los que promocionan nuestra gastronomía, son embajadores de la cocina de la huerta, con producto agrícola de kilómetro cero», incidió.

En definitiva, sumar sinergias entre todos para aumentar el turismo complementando la oferta de la capital con la propuesta más sostenible del entorno que ofrece l'Horta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook