Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El empresariado chino de Manises quiere su propio "Chinatown" en la Cova

Proyecta dos arcos similares a los de València en los accesos al polígono para distinguir el área comercial - La asociación costearía toda la actuación

Parte de las naves que el empresariado chino tiene en el polígono de la Cova, en Manises. | M. A. MONTESINOS

Si el triángulo que conforman las calles Convento Jerusalén, Matemático Marzal y Bailén, en València, se ha convertido en el «China Town» de la capital, al aglutinar más de un centenar de negocios de todo tipo, desde bares a bazares, peluquerías o salones de manicura, la comarca de l’Horta cuenta desde hace años con su gran gran asentamiento chino en Manises, concretamente en el polígono de la Cova, con más de un centenerar de naves dedicadas a la venta de productos al por mayor.

Es por ello, que la idea lanzada en los presupuestos participativos de València, con una inversión de 14.000 euros, de instalar unos arcos chinos permanentes para darle un empaque cultural a la zona de la capital, ha sido puesta encima de la mesa por la Asociación de Empresarios Chinos en España, con la intención de realizar una actuación muy similiar en el polígono de la Cova.

Según explican desde la asociación, la idea de colocar en los accesos de la zona industrial de Manises unos grandes distintivos de la comunidad china allí asentada «viene de lejos» aunque reconocen que no ha pasado de meros comentarios informales cada vez que se celebra la entrada del nuevo año chino, cuando las calles de la Cova se decoran con los típicos farollillos.

Ahora, la entidad empresarial que preside Cheng Hui ha dado un paso más y el proyecto ha sido debatido en la última junta directiva, a raíz de la propuesta surgida en València. La intención del empresariado chino de Manises es clara: se trata de una iniciativa que limite y distinga todo el entramado comercial de la Cova, que sea permanente, aunque podría ser de quita y pon coincidiendo con la celebración del año chino, y que sería costeado íntegramente por los propios empresarios.

En este sentido, reconocen que la idea, pese a tenerlo ya en mente un cierto tiempo, está todavía en su fase de inicio y no hay un proyecto definido en cuanto a su diseño y costes, aunque reiteran que sería con financiación propia y, con toda seguridad, superior a los 14.000 euros que se han destinado en los presupuestos participativos de València. De hecho, no ha habido contactos oficiales con el ayuntamiento ni un planteamiento por escrito para ejecutar la actuación.

Lo que sí revelan es que esta idea, planteada en su momento, podría haberse incluido en algún plan de subvenciones al que optara el ayuntamiento para áreas industriales, como las que concede el Ivace, pero que, por el momento, la Cova no ha logrado acogerese a este tipo de fondos.

Al ayuntamiento no le consta

De momento, el Ayuntamiento de Manises ha preferido no pronunciarse sobre el proyecto de los arcos chinos en la Cova, ya que, no tiene constancia de este iniciativa del empresariado.

Compartir el artículo

stats