Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian en la Policía Local disparos de caza en el Parc Natural del Túria

La patrulla de Paterna comprobó que no eran en el coto de caza de la zona privada de la Vallesa, propiedad de los Trénor, y los situó en Bétera

Las restricciones impuestas por el Consell en los espacios naturales, como consecuencia de la ola de calor y con el objetivo de evitar incendios, han provocado que las familias residentes en la Canyada con un fuerte apego al bosque de la Vallesa, no solo extremaran precauciones sino que estuvieran más alerta. Este núcleo forestal es la pieza central del Parc Natural del Túria, que está afectado por las restricciones de la Generalitat Valenciana, entre ellas la de pasear los el bosque.

De este modo, el domingo por la mañana, la Policía Local de Paterna recibió diversas llamadas telefónicas en las que la ciudadanía denunciaba haber oído disparos de escopeta de caza provinientes del bosque, tal y como ha confirmado a Levante-EMV el propio ayuntamiento. Estas quejas también llegaron a entidades históricas como la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria y la asociación vecinal de la Canyada o a la Aliança per l’Emergència Climàtica de Paterna, l’Eliana i San Antonio, de más reciente creación.

Fuentes municipales han indicado que la unidad de Medio Ambiente de la Policía Local se desplazó al punto donde las denuncias situaban los disparos, que era por la Vallesa «a la altura de Montecañada», aunque la patrulla no logró detectar nada. Las mismas fuentes han indicado que el coto de caza de la zona privada del bosque de la Vallesa, propiedad de la familia Trénor, permaneció inactivo durante el fin de semana.

Por ello, la Policía Local sitúa los disparos posiblemente en Bétera, cuyo municipio está fuera de las restricciones del parque natural del Túria.

Aumentar los controles

Las entidades que trabajan desde hace casi tres décadas en la defensa del bosque han solicitado igualmente a la Policía Local y otras brigadas de vigilancia en el parque natural que incrementen los controles, dado que en una superficie tan amplia y con un entorno tan antropizado, es difícil colocar vallados o señalizaciones, como sí se ha realizado en otros espacios valencianos.

Asimismo, hacen un llamamiento a la «responsabilidad individual» de la ciudadanía en las jornadas de calor elevado, especialmente a las familias residentes en los núcleos que lindan con el bosque, en lo que se refiere al cumplimiento de las restricciones, hacer fuego en paelleros y otras medidas.

El bosque de la Vallesa sufrió un gran incendio en 1994 que arrasó un tercio de su superficie forestal. La catástrofe supuso el nacimiento del movimiento ecologista que en 2007 logró que fuera declarada parque natural.

Compartir el artículo

stats