18 de septiembre de 2013
18.09.2013
Conflicto en Siria

Rusia podría probar que el ataque fue de los rebeldes

Lavrov asegura que entregará a la ONU las pruebas que culpan a la oposición de al Assad del ataque

18.09.2013 | 17:17

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha asegurado este miércoles que su Gobierno entregará al Consejo de Seguridad de la ONU las pruebas que dice tener sobre el presunto uso de armamento químico por parte de los rebeldes sirios, según informa la agencia Interfax.

El viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, que se encuentra de visita en Damasco y se ha reunido con el presidente sirio, Bashar al Assad, ha revelado que Moscú tiene pruebas que demostrarían que los rebeldes han recurrido a armas químicas durante el conflicto.

Lavrov ha añadido que, "por supuesto", presentarán estas pruebas ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La ONU dio a conocer el lunes un informe en el que confirmó el uso de gas sarín el pasado 21 de agosto a las afueras de Damasco, aunque sin precisar quiénes fueron los autores del ataque. Tanto Reino Unido, como Francia y Estados Unidos culpan del ataque al Gobierno de Al Assad, mientras que Rusia considera que el ataque fue obra de los rebeldes.

Al Assad agradece el apoyo ruso

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha recibido este miércoles a sendas delegaciones de Rusia y Estados Unidos y, mientras a la primera le ha agradecido el apoyo de Moscú en estos más de dos años de conflicto, a la segunda le ha recriminado las supuestas injerencias de Washington y sus intentos de "dominar" la región.

La delegación rusa ha estado encabezada por el viceministro de Exteriores, Sergei Riabkov, que este miércoles ha dicho tener pruebas de que los rebeldes sirios han utilizado armamento químico. Al Assad ha dado las gracias, "en su nombre y en el del pueblo sirio", por el apoyo que ha brindado Rusia, según la agencia de noticias oficial SANA.

Al Assad ha agradecido en particular el respaldo ruso ante los "feroces ataques" contra Siria y ha destacado sus intentos de dibujar "un nuevo mapa de equilibrio mundial".

Por otra parte, el mandatario sirio ha recibido a una delegación norteamericana liderada por el fiscal Ramsey Clark y en la que también figuraban congresistas, según SANA. Al Assad les ha transmitido su malestar por "las políticas adoptadas por la Administración estadounidense".

Según el presidente de Siria, Estados Unidos basa estas políticas en "hacer la guerra, interferir en asuntos internos e imponer dominios sobre poblaciones y recursos". Estas iniciativas, ha añadido Al Assad, "no sirven a los intereses del pueblo norteamericano y contradicen sus valores y principios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook