10 de marzo de 2018
10.03.2018
Violencia en EEUU

Cuatro muertos en un tiroteo con rehenes en California

Un veterano de guerra mató a tres empleadas en una residencia de este colectivo antes de suicidarse

10.03.2018 | 09:32
Varios policías, ante el lugar de los hechos.

Un hombre armado y tres mujeres que habría tomado como rehenes fueron hallados muertos el viernes en una residencia de veteranos de guerra en California después de que la policía pusiese fin a un cerco de varias horas al lugar.

El asaltante atacó hacia las 10H20 locales (1820 GMT) el Hogar de Veteranos de California-Yountville, en el Valle de Napa, la mayor residencia de exmilitares de Estados Unidos que acoge a unas 1.000 personas.


"Poco después de las seis de la tarde, efectivos de las fuerzas de seguridad entraron en la habitación donde pensábamos que el sospechoso retenía a los rehenes y desafortunadamente hallaron a tres mujeres sin vida y a un sospecho de sexo masculino muerto", explicó en rueda de prensa el responsable policial Chris Childs. "Es una noticia trágica, que esperábamos realmente no tener que anunciar ante el público", agregó.

La oficina del sheriff del condado de Napa emitió una alerta en las redes sociales para que se evitase la zona, donde se había informado de un tiroteo, mientras las autoridades enviaban al lugar a agentes, soporte aéreo y un equipo de intervención especial. Según Childs, un policía que había llegado primero al lugar protagonizó un tiroteo con el sospechoso. "Le reconocemos el haber salvado las vidas de otras personas en la zona al impedir que el sospechoso saliese y encontrase más víctimas", agregó.

Los medios de comunicación locales describieron a las tres víctimas como empleadas de The Pathway Home, un servicio de asistencia a veteranos que sufren estrés postraumático y que opera en las instalaciones de la residencia.
No estaba claro por el momento si eran el blanco del ataque o habían sido elegidas al azar.

Estrés postraumático


Según el diario San Francisco Chronicle, el hombre --aparentemente un veterano de guerra de 36 años que llevaba "una reserva de balas" en torno al cuello y la cintura-- había participado en el programa de tratamiento del estrés postraumático. Iba armado con un rifle, agregó.

La policía no precisó las circunstancias de su muerte aunque los medios locales informaron, citando a fuentes anónimas, que el asaltante disparó a las tres mujeres antes de suicidarse con su propia arma.

Las víctimas fueron halladas tras varias horas de intentos infructíferos por entrar en contacto con el hombre por parte de la oficina del sheriff, la policía de Napa y el FBI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook