03 de abril de 2017
03.04.2017
Análisis

A cuatro victorias de Primera

El Levante UD, con 72 puntos, certificará el ascenso si suma 83 - Pedro López abandona el hospital y Savlejich pide disculpas por su gesto al ser sustituido

03.04.2017 | 04:15
A cuatro victorias de Primera

Puede que suceda con menos, pero el Levante UD sabe que si gana cuatro partidos estará en Primera División. Y es que, sin tener en cuenta lo que hagan sus rivales, en cuanto los de Muñiz lleguen a los 83 puntos el ascenso será matemático.

Es la cifra de puntos a la que ya no puede aspirar el Tenerife, el tercer clasificado ahora, a 20 puntos de distancia de los granotes. Por tanto, aunque el Tenerife lo gane todo, el Levante UD podría sellar el regreso a Primera en la jornada 36, ante el Oviedo en el Ciutat, si no falla en los próximos partidos. Por otro lado, si el Tenerife se deja algún punto en las próximas jornadas y el Levante UD mantiene su promedio (2,25 por jornada), el «alirón» podría ser antes.

Fisioterapia para Pedro López
Por otra parte, Pedro Lopez regresó ayer a su casa tras pasar la noche del sábado en observación en la Clínica Quirón, donde fue ingresado tras el fuerte golpe que sufrió tras chocar con un jugador del Mirandés. El capitán azulgrana se sometió ayer a un TAC para ratificar «la idoneidad de la recuperación», según el club. El parte médico resalta que el de Torrent sufrió un «traumatismo craneoencefálico leve con latigazo cervical». El jugador presenta molestias en la zona del cuello y hoy comenzará a recibir tratamiento de fisioterapia. Será la propia evolución de las molestias la que determine su vuelta a los entrenamientos.

Saveljich pide perdón
Esteban Saveljich pidió ayer perdón mediante un comunicado en la web del club en el que se disculpaba por negar el saludo a Muñiz al ser sustituido. «Lamento profundamente la reacción que tuve con motivo del cambio establecido por nuestro entrenador», empieza el texto.

«Estoy arrepentido por lo que ocurrió y por este comportamiento, que se aleja de los códigos que debe mantener un futbolista profesional, y pido disculpas a la afición y a los distintos estamentos del Levante, al igual que he hecho esta mañana antes del comienzo del entrenamiento en Buñol con mis compañeros y cuerpo técnico, por si se han sentido agraviados. Sé que no sirve de excusa, pero esta reacción fue producto de un momento de enojo en el transcurso del partido. Pido perdón. Sé que me he equivocado y no volverá a ocurrir», señala el central argentino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook