El bar municipal de Vallanca busca quien lo gestione. La concesión municipal se ha terminado y los actuales arrendadores no renovarán el contrato. Esta información ha trascendido gracias a un niño, residente en el municipio, a través de un vídeo que ha dado la vuelta a España al hacerse viral en Twitter. Fue su madre quien lo compartió entre sus seguidores para dar visibilidad a lo que está sucediendo: si no se renueva la gestión del bar, el pueblo se muere. “Todo montado, solo hay que currar”, señala su madre, una profesora rural. 

Dos vecinos de Vallanca, en la terraza del bar. Fernando Bustamante

Además de bar, el espacio es restaurante y casa rural. Habitualmente hacen noche allí los trabajadores de la cantera de mármol que existe a pocos kilómetros de la localidad. Como el pequeño señala en el vídeo, hay un espacio dedicado al alquiler de bicis y frente al edificio, una gran terraza con mesas.