07 de marzo de 2018
07.03.2018

Los nuevos embutidos y sobrasadas de la Marina Alta son de pescado fresco

AMMA, la asociación que une a las cofradías de Dénia, Xàbia y Calp, lanzará en abril sus productos «Barket», que revolucionan la forma de consumir el pulpo, la corvina y otras especies recién capturadas

07.03.2018 | 08:45
Los nuevos embutidos y sobrasadas de la Marina Alta son de pescado fresco

El pescado fresco de la Marina Alta se disfraza de chorizo, longaniza, hamburguesa y sobrasada. El producto es tan bueno que permite innovar y crear embutidos que vienen del mar. La idea es de las cofradías de Dénia, Xàbia y Calp, en concreto, de AMMA (Aliments Marins de la Marina Alta), la asociación de productores que agrupa a los tres pòsits. «Queremos cambiar el negocio tradicional del pescado fresco. Apostamos por nuevos formatos y el del embutido nos permite llegar a nuevos consumidores», explicó ayer el gerente de AMMA, José Signes.

El chef del mar, Ángel León, fue pionero en vestir el pescado de carne. Pero esos trampantojos culinarios solo pueden saborearlos quienes se dan el capricho de ir a los dos restaurantes de este chef con tres estrellas Michelin.

Las cofradías de la Marina Alta han creado productos económicos y al alcance de todos los consumidores. Los lanzarán a mediados de abril. De momento comercializarán hamburguesas de corvina y de pulpo y corvina y chorizo y longanizas también de corvina blanca del Mediterráneo.
«Este formato del embutido nos puede abrir nuevos mercados», expuso Signes, que recalcó que estos chorizos, longanizas y hamburguesas no tienen aditivos ni conservantes. «Son sanos y muy ricos en Omega 3. Son ideales para los deportistas y las personas que quieren cuidarse. Y se cocinan en seguida. Es un producto ideal para los niños y los mayores. Creo, además, que hemos logrado que tengan un sabor muy bueno y una textura muy agradable».

La asociación de productores diversifica así un negocio que hasta hace muy poco estaba enfocado exclusivamente a la pesca extractiva y la venta del pescado. «Damos el paso de la transformación», precisó Signes.

Las cofradías se han buscado un colaborador para el que los embutidos y la matanza no tienen ningún misterio. Es el chef Borja Susilla, del restaurante La Tula. Es el que ha ligado los embutidos de pescado. Ha trabajado los sabores, las especias más adecuadas y la trabazón de chorizos, longanizas y sobrasadas. «Sabe mucho de embutido. Su experiencia ha sido muy valiosa para impulsar este proyecto», reconoció el gerente de AMMA.

La asociación de productores ha creado la marca «Barket» para comercializar estas nuevas delicias de pescado. En el etiquetado de las bandejas también se lee «artesanos del mar». De hecho, la apuesta es por hacer embutidos artesanales de especies marinas frescas y de primera calidad. La producción se lleva a cabo en una nave de Pedreguer. «Podemos llegar a dos toneladas a la semana e incluso más», señaló Signes.

AMMA está ahora negociando con cadenas de supermercados la distribución de estos revolucionarios embutidos. Aunque no llevan conservantes ni aditivos, se mantienen frescos durante diez o doce días. Cambian la forma de comer pescado. «Estamos ofreciendo un producto sano y de gran valor nutricional. Empezamos con los embutidos, pero queremos también lanzar caldos. Ahora el reto es posicionar el producto y la marca».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook