03 de noviembre de 2019
03.11.2019

"Cuida de mi mujer y mis hijos; por ellos siento morir"

Hijos de fusilados por el franquismo en Dénia confían en poder hacer pruebas de ADN y recuperar los cadáveres de sus padres

03.11.2019 | 14:25
"Cuida de mi mujer y mis hijos; por ellos siento morir"

En un homenaje, el que esta mañana se ha tributado a los 52 republicanos fusilados por el franquismo en el paredón del cementerio de Dénia, caben muchos otros actos de dignidad y memoria. Los numerosos asistentes han leído, como todos los años, los nombres de las víctimas. Este homenaje, que se celebra ya desde hace dos décadas, fue de los primeros que puso de evidencia lo necesaria que era la reparación y la memoria histórica. Lo organizan los Joves Socialistes de la Marina Alta y el PSPV comarcal.

"A ellos los fusilaron y nosotros no teníamos ni para comer", ha rememorado Fernando Oltra, de Pego e hijo de uno de los fusilados en este paredón, agujereado todavía por las balas. "Cuida de mi mujer y mis hijos. Por ellos siento morir", ha leído otro pegolino, Ximo Sala. Esas palabras las escribió su padre en una carta que entregó, antes de morir fusilado, a su hermana Consuelo.

Matías Alonso, coordinador del Grupo de Recuperación de la Memoria Histórica, ha subrayado que actos como el de hoy deben seguir realizándose para rememorar a los asesinados por el franquismo y a esas otras víctimas que fueron sus mujeres e hijos. "Esas mujeres se quedaron solas y los hijos perdieron la columna en la que apoyarse. Debemos recordar a esas víctimas del palo, de la exclusión, de las multas que los dejaban en la indigencia; quedaron a merced de los cobardes", ha afirmado Alonso, que ha recordado que ahora se cumplen 80 años de los fusilamientos en este cementerio.

"El verdugo que causó tanta tragedia no está ya recibiendo honores en el mayor mausoleo de la intolerancia", ha indicado sobre la exhumación de Franco. "Ahora hay que sacar a José Antonio (Primo de Rivera)", ha pedido Alonso, que se ha mostrado partidario de convertir Cuelgamuros (el Valle de los Caídos) en un lugar en el que se explique la historia. "Si lo demolemos, nadie sabrá qué ha pasado, nadie recordará a los republicanos presos y que murieron construyendo esa atrocidad. Debe ser nuestro Mauthausen".

Mientras, Fernando Sendra y Ximo Sala, hijos de fusilados en este paredón de Dénia y que no fallan ni un año a este homenaje (ambos tienen ahora 86 años), han recordado que nada más llegar la democracia abrieron la fosa común en la que se arrojó a sus padres y a los otros ocho fusilados el 22 de noviembre de 1939 (las ejecuciones en Dénia se produjeron entre el 6 de octubre y diciembre). "Recuperamos diez cráneos y el resto era un montón de huesos. Los llevamos al cementerio de El Verger y allí reposan en un nicho", ha precisado Ximo Sala. "Ojalá algún día podamos hacerles las pruebas de ADN y recuperar los restos de nuestros padres. Yo ya no sé si lo veré", ha añadido.

"Hoy y siempre recordaremos y dignificaremos a estas 52 víctimas fusiladas por el franquismo", ha asegurado Rosa Avellà, secretaria de Memoria Histórica del PSPV de la Marina Alta. Mientras, el alcalde de Dénia, el socialista Vicent Grimalt, ha pedido que nadie se quede en casa el próximo 10 de noviembre. "Todos debemos ir a votar. Nos jugamos, entre otras cosas, que un 'trifachito' eche por tierra todo el trabajo de recuperación de la memoria histórica que se ha hecho. Debe continuar la labor que se está llevando a cabo de recuperar de las cunetas y las fosas comunes a las víctimas del franquismo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook