12 de febrero de 2020
12.02.2020

La policía local de Calp se queda sin mandos

Los sindicatos advierten de que la plantilla está abocada a quedarse sin oficiales ni jefatura en dos o tres años

12.02.2020 | 20:37

Una plantilla policial mermada y que se queda sin mandos. Los sindicatos de la policía local de Calp ya hace tiempo que advierten de que "la desidia" del departamento de Recursos Humanos va a provocar que los actuales oficiales se jubilen y no exista relevo. Afirman que el responsable de Recursos Humanos, Antonio Cabrera, les da largas y no les asegura que este año se puedan cubrir las vacantes que existen en la policía.

Los sindicatos, en un comunicado hecho público hoy, recuerdan que la úlitma plaza de oficial se ofertó en 2003. Desde entonces, varios mandos han pasado a situación de segunda actividad e incluso se han jubilado. Esas plazas no se han convocado. "Únicamente quedan en la calle 4 oficiales, pero uno de ellos está de baja desde mayo. Esta situación afecta a la calidad de servicio, ya que agentes sin la titulación requerida para dichos puestos tienen que asumir la jefatura del servicio", exponen desde la policía.

Además, avisan de que este año entrará en segunda actividad otro oficial y el próximo año serán dos. "Acabaremos 2021 con un solo oficial jefe de servicio cuando lo normal es uno por turno, es decir, seis".

Los agentes inciden en que el departamento de Recursos Humanos no es precisamente una flecha a la hora de sacar plazas. El proceso de selección de las dos últimas de agente se demoró durante casi 2 años. Además, los aprobados deben hacer luego un curso en el IVASPE de València. Tardan unos cuantos meses en incorporarse. "Corremos serio peligro de quedarnos sin mandos ni jefatura en 2 o 3 años", advierten los sindicatos, que precisan que en ese lapso el inspector y el intendente también entran en edad de jubilarse.

La policía local de Calp ya protestó en el pleno del lunes. El ayuntamiento ha quitado a los agentes la compensación por la nocturnidad. Además, la plantilla está diezmada por las jubilaciones y sufre problemas estructurales como el de la falta de mandos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook