Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Sólo espero recuperarme pronto de las cornadas de Almenara y volver a la plaza»

El novillero de Faura seguirá hasta el jueves en el hospital Dice que fue a los bous al carrer con muleta porque hay pocas corridas y tenía ganas de tentar

«Sólo espero recuperarme  pronto de las cornadas de Almenara y volver a la plaza»

«Sólo espero recuperarme pronto de las cornadas de Almenara y volver a la plaza»

Dolorido y lleno de marcas que atestiguan su enfrentamiento con «Jareto», el toro de la ganadería Los Guateles que le embistió el sábado por la tarde en los bous al carrer de Almenara. Así recibía ayer a las visitas Robert Beltrán en una habitación de la planta de traumatología del Hospital de Sagunt, donde se encuentra ingresado este joven novillero de Faura, recuperándose de las cornadas que le propinó el astado detrás de la rodilla derecha y en el muslo izquierdo, donde le hizo un corte de 19 centímetros.

«Sólo espero recuperarme pronto de las cornadas en Almenara y volver a la plaza. Aquí me pongo nervioso porque necesito salir y poder entrenar duro para volver a enfrentarme al toro», declaraba a Levante-EMV con cierta dificultad para hablar a causa de las heridas en la comisura de los labios, donde ha recibido varios puntos de sutura.

El accidente ocurría este sábado, sobre las 20 horas, durante las fiestas del barrio Dalt de la Muralla de Almenara. Beltrán participó en los bous al carrer lidiando al toro con una muleta. «Últimamente hay muy pocos festejos -corridas- por lo que cuando te llaman para participar en las fiestas no te lo piensas, pues tienes ganas de tentar», explica el novillero e indica que el astado «Jareto» ya conocía la zona porque «estaba mucho rato fuera» y le embistió tras el cuarto pase de muleta.

Hospitalización

Tras la cogida, el novillero fue trasladado de urgencia al hospital, donde se encuentra recibiendo asistencia sanitaria y se prevé que continúe hasta el jueves con el suministro de antibióticos, que deberá seguir tomando para evitar infecciones «dado que se trata de una herida de asta de toro», explicaba una enfermera.

Con tan sólo 18 años, esta joven promesa del toreo compagina sus estudios de Agronómo con su preparación en la Escuela de Tauromaquia de Valencia. Espera pronto pasar a la siguiente categoría, la de novillero con picador, a las puertas de la última fase previa a recibir la alternativa. A pesar del contratiempo de este fin de semana, Robert espera volver a tentar en la plaza el mes que viene y en agosto, aunque todavía no sabe las fechas exactas de las corridas. «Yo doy por hecho que voy a volver a torear». A su edad, ya ha lidiado en plazas como Algemesí, Chelva o Requena, donde ha cortado 2 orejas en cada una, así como fuera de la C.Valenciana, como la plaza mayor de Chinchón dentro del certamen de Canal+.

Compartir el artículo

stats