Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt pedirá a la Generalitat ampliar el período de becas de alimentación infantil

El ayuntamiento elaborará un plan de apoyo a la alimentación infantil a petición del PSPV

Todos los grupos políticos de Sagunt acordaron ayer por unanimidad solicitar a la Conselleria de Educación que amplíe el período subvencionable en su programa de ayudas a la alimentación infantil, para que cubra también los meses de junio y septiembre además de julio y agosto, como sí contempla el plan que el año pasado ofreció la Diputación de Valencia.

El objetivo es garantizar la alimentación de los menores en los meses que los comedores escolares cierran sus puertas y en los que no está activo el programa impulsado desde la Generalitat Valenciana al que ha solicitado auxilio el Ayuntamiento de Sagunt, evitando así que se produzcan situaciones como las que denunció Levante-EMV hace unas semanas, cuando varias familias admitieron dar de comer a sus hijos los bocadillos que recibían del comedor social para la cena.

El acuerdo también incluye instar a la Generalitat para igualar el importe de las becas concedidas en infantil, primaria y ESO con el precio máximo del menú escolar, así como incluir en el programa de ayuda a los menores de otros colectivos, como los acogidos en familias educadoras o las víctimas de violencia de género, entre otros.

Comedores escolares en verano

La propuesta inicial de Compromís contemplaba el mantenimiento de los comedores escolares durante el verano, pero este aspecto fue retirado por una enmienda del PP, tanto de esta moción como de la presentada por el PSPV, que también fue aprobada por unanimidad y en la que acordaron elaborar «de manera inmediata» un plan de apoyo a la alimentación infantil para garantizar tres comidas diarias y el acceso a una dieta equilibrada.

«Somos un municipio pionero en no abrir los comedores en época estival, hay que sacar a los niños del colegio para no estigmatizarlos y preferimos llevarles la comida a casa», decía la concejala de Bienestar Social, Davinia Bono, elogiando el programa Menjar dels Xiquets, impulsado desde su departamento y justificando así su negativa a mantener los colegios abiertos en verano. «Nuestro plan es más amplio, porque ayudamos a todos los miembros de la familia y no sólo a los más pequeños».

Bono reprochaba a la oposición haber concedido ayudas durante la legislatura del tripartito de 54.000 euros frente a los 900.000 que afirmaba que habrá invertido su gobierno a finales de año, siendo criticada por ello por el portavoz socialista al no ser el mismo contexto. «Me extraña que la delegada se enorgullezca de que ahora haya más pobreza», indicaba José Luis Chover.

Compartir el artículo

stats