Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PATRIMONIO

La insuficiente protección del patrimonio industrial de Sagunto

Los autores del libro «Arqueología industrial en Sagunto», el exalcalde e historiador Manuel Girona y José Vila, abren una nueva sección en la edición de El Camp de Morvedre con miradas críticas sobre el patrimonio comarcal. En este caso, reclaman acciones decididas a favor del legado que dejó la siderurgia.

La insuficiente protección del patrimonio industrial de Sagunto

La insuficiente protección del patrimonio industrial de Sagunto

La protección del patrimonio histórico en la Comunidad Valenciana está regulado en la ley 4/ 1998de 11 de junio de la Generalitat Valenciana. En ella se contemplan como bienes merecedores de la máxima protección los llamados Bienes de Interés Cultural (BIC), seguidos de los Bienes de Relevancia Local (BRL) cuya protección es menor. En la actualidad el núcleo antiguo de Sagunto tiene registrados 14 BIC y 14 BRL, mientras que en el núcleo del Puerto (a pesar de su importancia a nivel industrial) solamente el Horno Alto ha merecido propuestas para ser considerado BRL.

Ya en 1991 los autores de este artículo publicaron el libro «Arqueología Industrial en Sagunto» y desde entonces la preocupación y el interés por el Patrimonio industrial de nuestra ciudad es cada vez mayor. En la actualidad tenemos una amplia gama de estudios, revistas, libros, jornadas con participación del País Vasco, Catalunya y Asturias, exposiciones, congresos y hasta guías didácticas para comprender este patrimonio residual de lo que fue la vigorosa vida siderúrgica en el Puerto de Sagunto. El investigador interesado por este tema encontrará una extensa bibliografía, elaborada por Inmaculada Aguilar y Ximo Revert, en el magnífico catálogo de la exposición Reconversión y Revolución (p.45) y en el nº 25 de Braçal (revista del Centre d'Estudis del Camp de Morvedre).

La Fundación

Para hacer frente a la necesaria defensa de nuestro patrimonio industrial se constituyó la Fundación para la Protección del Patrimonio Industrial de Sagunto (FPPIS). Fue una tarea laboriosa que exigió mucho esfuerzo e interés por parte de Instituciones y empresas.

En noviembre de 1990, la Directora General de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, Evangelina Rodríguez, convocaba a una reunión para la constitución del Patronato-Fundación.

En abril de 1992 el Gobierno de la Generalitat aprobaba sus Estatutos y la constitución definitiva fue el 27 de mayo de 1994.

Ese día se reunieron en Sagunto los representantes de las conselleries de Cultura e Industria, Autoridad Portuaria de Valencia, Temarsa, Ingruinsa Ayuntamiento de Sagunto, Bancaja, AHM y el Centro de Estudios del Camp de Morvedre y acordaron constituir la Fundación para la Protección del Patrimonio Histórico Industrial de Sagunto, para lo cual hicieron diversas aportaciones en metálico o en diversos bienes por un valor de 30.900.000 pesetas que formaron la dotación inicial de la Fundación. Ingruinsa aportó el Horno Alto nº 2 y la nave de efectos y repuestos (valorados en 15.500.000 de ptas.); AHM aportó el archivo de la empresa y otros bienes muebles (valorados en 10.000.000), y el Centro de Estudios, el archivo de la Compañía Minera de Sierra Menera (valorado en 3.000.000).

El objeto de esta Fundación era fundamentalmente la protección del patrimonio industrial saguntino (PIS), la restauración del Horno Alto nº2 y la creación de un museo y archivo que «rinda homenaje y testimonio constante de aquellos miles de trabajadores, administrativos, técnicos y directivos que contribuyeron al funcionamiento de una gran instalación industrial que determinaba los ritmos vitales y la misma existencia de la población del Puerto de Sagunto».

Ese mismo día quedó formado el Patronato de la Fundación presidido por el conseller de Cultura y del que formaban parte un representante de cada uno de los que habían aportado bienes o metálico para la dotación inicial. Su actuación a lo largo de estos años ha consistido en la restauración del Horno Alto nº 2 y en el acondicionamiento para museo y archivo de la Nave de Repuestos.

Situación delicada

Es de lamentar que entre los patronos fundadores se han producido algunas bajas. Además algunos patronos adeudan su aportación y no se han producido nuevas incorporaciones ni se ha obtenido ninguna aportación de entidades públicas o privadas que, sin estar en el Patronato, podían participar. Todo ello hace que, en estos momentos, la situación financiera de la Fundación sea muy delicada.

Consideramos que su revitalización con nuevas fuerzas es indispensable ya que como vemos en su estatutos, tiene que «estudiar, conservar, difundir y llenar de contenido los conocimientos, los recuerdos, los sonidos, los objetos materiales, las imágenes y cualquier otro elemento que configuró y organizó las actividades de origen siderúrgico que han tenido lugar en el Puerto de Sagunto en el siglo XX». Una bella tarea que la colaboración de empresas y ciudadanos permitirá llevar a cabo.

Compartir el artículo

stats