Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los «muchos» problemas mantienen «totalmente parado» al Atlético Saguntino

El presidente convoca a los socios para «tirar la toalla» si no reciben más ayudas institucionales El Acero ya tiene más de medio equipo montado

Los «muchos» problemas mantienen «totalmente parado» al Atlético Saguntino

El Atlético Saguntino se encuentra en una situación crítica, que amenaza la estabilidad que había encontrado durante la última década en la directiva encabezada por Juanma Domingo. El presidente explica a Levante-EMV que, mientras su competencia en Tercera División se mueve para preparar la próxima temporada, en el club rojillo «está todo parado y muy en el aire», hasta el punto de que «los muchos problemas, en instalaciones y económicos», han provocado la convocatoria de una asamblea de socios en la que Domingo explicará que «tiro la toalla, yo no puedo más».

El mandatario, bajo cuya presidencia el Saguntino alcanzó el cielo en Segunda División B y el título de la Copa Federación, señala que «a día de hoy, estoy más fuera que dentro, porque no recibimos los apoyos institucionales que nos permitan tirar hacia adelante». La secretaría del club ha empezado a tramitar esta semana la convocatoria de la asamblea, que se espera celebrar en un par de semanas para exponer la situación.

El principal problema no es nuevo y tiene que ver con su campo de juego. «Es la historia de siempre, el ayuntamiento no invierte porque la instalación es de la federación y esta dice que suficiente hace con cedérnosla. Así -añade el presidente rojillo-, vas al campo ahora mismo y te dan ganas de llorar. Esta semana, sin ir más lejos, reventó la bomba de agua y no se puede regar, pero como no vaya yo, así se queda».

El presidente rojillo insiste en que «ya está bien. No pido nada para mi, ni siquiera para el Saguntino, es para toda la ciudad. Tampoco queremos tener un campo para nosotros solos, únicamente unas instalaciones dignas».

Sin problemas de este tipo, el CD Acero trabaja en los despachos desde hace semanas para preparar la próxima temporada. Con descuentos para las inscripciones en su escuela y la previsión de crecer desde abajo, el primer equipo rojiblanco ya está medio armado, desde la continuidad de su entrenador, Santi Martínez, hasta la renovación de buena parte de su plantilla y varios fichajes.

Tras la atípica permanencia en Tercera en la temporada del Centenario, el presidente del club porteño, José Manuel Gil, apunta que el objetivo ahora es «intentar hacer un fútbol atractivo de la mano de un entrenador que acabará en Primera División, porque es muy bueno, pero que antes nos tiene que subir a Segunda B».

Compartir el artículo

stats