Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El balonmano con público vuelve al Ovni

El Fertiberia estrenó el aforo limitado en su primer amistoso y el BM Morvedre repetirá hoy (19.30 horas) la experiencia

Una acción del primer amistoso del Fertiberia.

Una acción del primer amistoso del Fertiberia. pepa conesa

El balonmano vuelve al Ovni y lo hace con público. Después de que el Fertiberia BM Puerto estrenara su pretemporada en el pabellón internúcleos de Sagunt ante la mirada de 150 socios, el BM Morvedre repite esta fórmula hoy mismo cuando dispute en este escenario su segundo partido de preparación.

Como en el caso de los chicos, el protocolo sanitario para esta tarde a partir de las 19.30 horas frente al Granollers incluye un aforo máximo de 150 espectadores, que tendrán que someterse a un control de temperatura al entrar, donde se encontrarán con una alfombra para desinfectar la suela de los zapatos. El movimiento de los aficionados también se limitará, al no poder salir durante el descanso.

Pero la intención del BM Morvedre es que este partido en el Ovni no sea una excepción en su temporada, más bien al contrario, ya que, si las limitaciones de aforo se mantienen, la directiva ha confirmado que sus partidos oficiales se disputarán en este escenario. Su presidente, Jesús Amores, apunta a Levante-EMV que «si las restricciones siguen, en el René Marigil, que sigue siendo nuestra casa, apenas podríamos meter a 30 espectadores».

En el aspecto puramente deportivo, la entrenadora del BM Morvedre, Montse Puche, asegura, después de caer en el primer amistoso ante el Elche (26-18), que «nos viene bien enfrentarnos a equipos teóricamente superiores». La intención es seguir probando a todas sus jugadoras,a expensas de recuperar a Helena Martín y Lorena Montilla, que no pudieron participar en el primer partido por problemas físicos, así como a la brasileña Carolline Dias Minto, que ya tiene la documentación en regla para debutar.

Del encuentro en Elche, Puche apunta que «competimos bien durante los primeros 50 minutos, pero al final se notó la carga física de la última semana frente a un rival que lleva varios días más de entrenamientos. Las sensaciones fueron positivas».

Resultado engañoso

Esta es también la conclusión del entrenador del Fertiberia BM Puerto, Vicent Nogués, después de caer en su primer amistoso frente al Benidorm (24-33). «El resultado es engañoso -apunta el técnico de Algemesí- ya que no estuvimos finos, especialmente en el lanzamiento, pero el equipo se sobrepuso a las bajas y no bajó los brazos».

Entre las ausencias estaban dos de los últimos fichajes, Chen Pomeranz y Lucas Aizen. En el primer caso se espera que la semana que viene se incorpore al equipo tras su reciente paternidad, mientras que en el segundo no se confía en su llegada hasta principios de septiembre, después de dejar listos todos los trámites para que pueda jugar en España.

Más allá del encuentro frente al Benidorm y antes de medirse el viernes al Cuenca, Nogués apunta que «el equipo está entrenando bien y los nuevos siguen su periodo de adaptación». A este respecto, el entrenador del Fertiberia destaca el buen pie con el que ha entrado al vestuario Gonzalo Carou, que «pese al caché que tiene y a la trayectoria que le avala, se ha integrado perfectamente».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats