Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teatro reflexivo desde el Port de Sagunt ante el caos

La asociación La NiñadeCristal prevé llevar su último trabajo a Sagunt tras llevarlo a Benimaclet

Momento de la representación. | LA NIÑA DE CRISTAL

Momento de la representación. | LA NIÑA DE CRISTAL

Después de su periplo por el Teatro Círculo de Benimaclet la asociación de artistas La Niñacristal ultima los preparativos para llevar su apuesta escénica, Mutatio, al Centro Cultural Mario Monreal a finales de mes, si las condiciones sanitarias lo permiten.

Esta obra, según sus creadores « pretende ser un revulsivo, es desgarradora, provocativa, roza todos los límites, tiene momentos de caos, arritmia, saturación sonora o silencio abismal y va transitando de lo prosaico a lo poético, de lo demoníaco a lo celestial… como la vida misma».

Las portavoces de este colectivo explican cómo estuvieron representando la obra en el Teatro Círculo de Benimaclet. «Nos seleccionaron allí para una de sus residencias artísticas y la verdad es que fue una experiencia enriquecedora», apuntan desde el colectivo.

La obra está escrita e interpretada por Mari Carmen Carrera, y co-dirigida por Nati Sancho.

El espacio sonoro lo ha realizado Pedro Montesinos con la interpretación de Ainoa Roig, el estilista es Mario Muñoz y la iluminación es de Raquel Escriche y Jaime Jiménez.

Desde La Niñacristal comentan que el texto se escribió a partir de las aportaciones recogidas en diferentes tertulias ciudadanas realizadas en la AAVV la Victoria de Puerto de Sagunto, en el espacio cultural HORT ART de Faura y en el Teatro Círculo de Benimaclet.

Camino al que dirigirnos

Mutatio habla del momento actual en el que se encuentra nuestra sociedad. El texto arranca con una actriz que decide suicidarse en el escenario porque no soporta pertenecer a la especie humana y se avergüenza de ella, todo lo que va sucediendo a partir de ahí se ha extraído de las conclusiones de las diferentes tertulias, incluido el final de la obra. Según sus creadores el montaje es «un claro camino hacia el que dirigirnos como sociedad».

De esta manera concluyen que la obra pretende ser un revulsivo para reflexionar sobre la sociedad y el momento que nos ha tocado vivir.

El montaje, que tiene una duración de 70 minutos cuenta con la colaboración de la Generalitat Valenciana, del Institut Valencià de Cultura, y del Ayuntamiento de Sagunt.

Compartir el artículo

stats