Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gilet sigue sin noticias del personal prometido para Sant Esperit en Pascua

El consistorio está a la espera de que la conselleria envíe WC químicos y dice no tener medios para controlar que se cumplen las normas anticovid

Vista de la zona recreativa. | TORTAJADA

El área recreativa de Sant Esperit en Gilet se llenó el pasado fin de semana de familias deseosas de pasar una jornada al aire libre y olvidar por momentos la pandemia. Sin embargo, el cumplimiento de las normas de seguridad quedó en la responsabilidad individual, pues el ayuntamiento asegura no tener medios para controlar esta cuestión en una zona que, además, es de la Conselleria.

Así lo explicaba a Levante-EMV el alcalde, Salva Costa, tras puntualizar que el consistorio ya ha desplazado al lugar a personal municipal para poner en marcha el parking de pago y a la Policía Local, para evitar el aparcamiento descontrolado por cualquier lugar. «Esto permite regular la zona e impedir que la gente estacione en cualquier lado y siempre es disuasorio, pero nosotros más no podemos hacer. La policía tiene más trabajo. En esto es la conselleria quien debe actuar, el lugar es suyo», apuntaba.

En este sentido, admitía estar «muy preocupado» al seguir sin noticias los brigadistas prometidos por la conselleria para atender esta zona. De hecho, a escasos tres días para Jueves Santo, el ayuntamiento continuaba ayer sin saber cuándo llegarán, siendo que el paraje siempre reúne a miles de personas durante las fiestas de Semana, Pascua y el puente de San Vicente.

Según explicaba el alcalde a este diario: «Ya hace tiempo que nos dijeron que los enviarían, pero no sabemos nada aún. El año pasado los mandaron a última hora el Viernes Santo y Lunes Santo, pero ese sábado y ese domingo nos tuvimos que apañar desde el ayuntamiento como pudimos. Y es importante contar con ellos porque en Sant Esperit se junta mucha gente».

Otro aspecto que aún está sin fecha es la instalación de WC químicos que puedan dar servicio a los visitantes del área recreativa, ya que los aseos existentes están cerrados al seguir pendiente su conexión con el alcantarillado general; una obra ya licitada por la Conselleria tras un acuerdo a tres bandas con el ayuntamiento y el cercano monasterio franciscano.

El alcalde, no obstante, confía en que esto la conselleria llegue a tiempo sin problemas porque se trata de una gestión «más rápida». Según apuntaba: «El pasado 22 de marzo les alerté en un correo electrónico de la necesidad de dotar a la zona de aseos o bien cerar el área recreativa hasta que eso se solucione. Al día siguiente me contestaron diciendo que iban a intentar poner WC químicos, pero aún seguimos a la espera».

Al margen de esto, el consistorio sí ha previsto reforzar el personal municipal destinado a San Esperit en estas fiestas, tanto de policía local como de operarios y también ha hecho gestiones con la empresa encargada de la recogida de basuras para incremente el servicio en esta zona que, desde hace décadas, es un punto de referencia para disfrutar de estos días en contacto con la naturaleza.

Compartir el artículo

stats