30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Vall de Segó cierra sus áreas recreativas

Los cinco ayuntamientos clausuran estas Pascuas sus paelleros por la covid

La Vall de Segó cierra  sus áreas recreativas

La Vall de Segó cierra sus áreas recreativas

La Vall de Segó avanza en clave de protección y prudencia ante la inminente llegada de la Pascua. Aunque muchasde sus zonas acogen cada año a cientos de personas por estas fechas, los equipos de gobierno de Benavites,Benifairó, Faura Quart y Quartell han optado por cerrar instalaciones y hacer llamamientos a la responsabilidad de los vecinos.

«Intentaremos intensificar la vigilancia, tenemos la Font de Quart clausurada totalmente no solo por la situación de la Covid-19 sino por el peligro que puede suponer para los usuarios permanecer en el espacio sin que se haya acondicionado la arboleda. Los accesos a la Font están cerrados; el Molí de Vent se mantiene precintado» afirma a Levante-EMV el alcalde de Quart de les Valls, Nestor Albert. «Nuestra situación es muy limitada, no contamos con efectivos suficientes ni tenemos los mecanismos apropiados para controlar el buen uso de nuestros espacios. Por ello solo nos queda confiar en las personas y que se cumplan las indicaciones de las autoridades sanitarias» añadía Albert.

El alcalde de Benifairó, Toni Sanfranciso ha manifestado que de momento mantendrá parques y espacios públicos abiertos, aunque las zonas de paelleros estarán clausuradas.

En Faura, el Parc de la Rodana estará abierto pero con las limitaciones y exigencias de seguridad preceptivas, así como el cierre de los paelleros. Junto a ello, la vigilancia intensiva por parte de la policía local es otra acción impulsada por un consistorio que reitera la necesidad de implicación y concienciación de los vecinos. «La salida a esta situación pasa por un compromiso de todos, no podemos centrar los esfuerzos en las denuncias y el refuerzo de la acción policial; esperamos ante todo que la ciudadanía sea consciente de la necesidad de cambio y compromiso social por parte de todos» añadía Consol Duran.

El alcalde de Quartell, Pere Campos comentaba que la situación de l’Era es similar a la del resto de parajes de les Valls. «Ni l’Era ni el Quadro permanecerán abiertos, hacemos un llamamiento a la prudencia y al compromiso por parte de la sociedad. Confiamos salir de esta situación con la cooperación de todos» .

En Benavites la situación pasa por un dato más dantesco si cabe ya que unos vándalos destrozaron los paelleros el pasado fin de semana, por lo quue no hay opción. «Mantenemos todo cerrado. Además los paelleros están inutilizables; un acto vandálico nos dejó el fin de semana sin esta infraestructura», afirma a este diario el alcalde Carlos Gil.

Compartir el artículo

stats