30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los colectivos culturales de Sagunt urgen a reactivar y terminar proyectos atascados más de una década

El Centre d’Estudis, el Col.lectiu pel Patrimoni, el Centro Arqueológico y los Voluntaris instan a acabar las acciones iniciadas en el Castillo y el Teatro, además de acometer otras «imprescindibles»

Imagen del Castillo y el Teatro Romano de Sagunt

Imagen del Castillo y el Teatro Romano de Sagunt

Conjunto del Grau Vell. tortajada

Vista del Castillo de Sagunt. daniel tortajada

Imagen del Teatro Romano. daniel tortajada

Sagunt arrastra varios proyectos para mejorar su patrimonio que están atascados desde hace más de una década. Esto lo saben bien las cuatro entidades culturales que trabajan desde hace tiempo por difundirlo, dignificarlo y ayudar a convertirlo en un motor económico de la ciudad. Por ello, el Col.lectiu pel Patrimoni, el Centre d’Estudis del Camp de Morvedre, el Centro Arqueológico y el Colectiu de Voluntaris pel Patrimoni han unido esfuerzos y, en un escrito conjunto, han apremiado a las autoridades a «finalizar las acciones comenzadas en los diversos monumentos, terminarlas totalmente, ponerlas en valor y en funcionamiento».

El caso más llamativo de intervenciones paralizadas es el del Centro de Visitantes del Castillo, un edificio que se acabó en noviembre de 2010 pero sigue sin poder abrirse debido a su falta de luz. Esto último, como ha venido informando Levante-EMV, está pendiente de que a nivel autonómico se dé luz verde a una medida que hace unas semanas se pensaba acordar «en breve», como explicaron desde Cultura a preguntas de este diario: El reinicio de las obras bloqueadas desde hace más de un año y medio, después de que la aparición de unos restos arqueológicos obligara a cambiar el trazado.

Además a instar a acabar esta actuación y dotar al futuro centro de visitantes de personal y materiales que permitan «su inmediata apertura», los cuatro colectivos ven «imprescindibles y urgentes» otras intervenciones que ya hace un año recogieron en un documento aún del todo vigente; un texto que hace unos meses presentaron al alcalde de Sagunt, Darío Moreno.

Así, reclaman terminar la rehabilitación del Teatro Romano «que quedó en suspenso tras el larguísimo contencioso sobre la restauración, adaptarlo a las necesidades actuales», entre otros.

Igualmente, demandan «acabar las obras y puesta en valor de la necrópolis y el barrio judío , señalizándolo, adaptándolo a las necesidades de los visitantes y creando un centro de interpretación».

También ven necesario «terminar» la rehabilitación de los almacenes anejos del Grau Vell, determinar el destino del conjunto, ponerlo en valor y que pueda recibir turistas; todo ello, además de «poner en valor la excavación arqueológica unida al vecino monumento, remodelar el conjunto, limpieza y señalítica, darle un destino claro y hacerlo visitable».

No se olvidan del museo de la Via del Pòrtic, donde recuerdan que «está pendiente terminar las excavaciones y adaptarlas a la actual realidad, finalizar los trabajos, la unión física de las dos partes de la excavación y avanzar en el conocimiento y puesta en valor de su entorno», así como «colocar en su lugar algunos de los materiales encontrados» y «lograr que las visitas guiadas sean de calidad y con profesionalidad», dicen.

Visión global del conjunto

No obstante, recalcan que «con independencia de la titularidad de los bienes que forman el Patrimonio Histórico Saguntino, es imprescindible tener una visión global sobre el conjunto».

En esa línea, también piden que «se trate al Castillo como unidad monumental que es» y se acometan en él otras actuaciones como crear o habilitar almacenes adecuados para «guardar, seleccionar y hacer visibles los restos arqueológicos ahora dispersos por el monumento». Junto a eso, reclaman la adopción de las medidas de seguridad necesarias en los diferentes espacios de este monumento nacional «para lograr unas visitas seguras y completas», así como que se ponga en funcionamiento un proyecto de restauración de murallas, cisternas y otros hallazgos.

Asimismo, llaman la atención sobre otro extremo que no cuesta dinero y solo exige voluntad: «Que se potencie y no se bloquee la labor que realizan los Voluntaris pel Patrimoni», apoyando «con los medios técnicos, administrativos y morales su impagable labor de limpieza» de chumberas invasoras y matorrales; una ardua tarea desinteresada que los integrantes de este último colectivo retomaron el pasado domingo en la Plaza de Almenara tras unas semanas de parón por la crisis de la covid.

Compartir el artículo

stats