Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paso en Sagunt para dignificar el legado de época romana

El ayuntamiento saca del olvido el monumento funerario del CEIP José Romeu y proyecta hacerlo visitable en una segunda fase

El concejal Guillermo Sampedro comprobando el resultado de la intervención. | LEVANTE-EMV

El concejal Guillermo Sampedro comprobando el resultado de la intervención. | LEVANTE-EMV

Sagunt saca del olvido el monumento funerario de época romana ubicado junto al colegio público José Romeu.

La puesta en valor de esta pieza monumental del patrimonio cultural de Sagunt ha contado con una actuación arqueológica que se ha basado en la excavación, seguimiento arqueológico, ampliación de la zona y limpieza , además de la instalación de un cartel informativo. Una intervención que ha desarrollado la empresa Construcciones Arca Caballer S.L y que asciende a 28.136,28 €, de los cuales 28.050 € han sido subvencionados por la Diputación de Valencia.

Son varias las hipótesis que se han barajado acerca de la funcionalidad de este resto monumental, objeto de distintos estudios. Tradicionalmente se ha interpretado como un posible sepulcro, mausoleo o monumento funerario de época romana, enmarcado en la necrópolis oriental de la ciudad. Aunque no existe ningún dato definitivo en cuanto a su composición arquitectónica y cronología, este monumento constituye un exponente del grado de monumentalidad conseguido en Saguntum. La existencia de los restos ya fue señalada en 1888 por el cronista Chabret y en 1963 fue objeto de una prospección por parte de Facundo Roca y el Centro Arqueológico Saguntino.

Esta actuación ha permitido delimitar la excavación efectuada en el sector noreste por parte del Centro Arqueológico Saguntino en los años 60, y comprobar la existencia de una potente cimentación en opus caementecium, ya localizada en el momento, sobre la que se asientan los restos monumentales. El resultado de la intervención arqueológica muestra la envergadura del monumento, con una cimentación consistente en grandes piedras calizas en su base que se apoyan en una gran losa construida en opus caementicium.

El concejal de Patrimonio Histórico, Guillermo Sampedro, ha adelantado que «estamos pendientes de una segunda fase para crear una pasarela y hacerlo de alguna manera visitable por las dos caras. Son pequeñas intervenciones lpero nos permiten dar a conocer mejor nuestro patrimonio cultural».

Mejoras

La ampliación del área de la excavación ha permitido «desencajonar» la pieza, ya que el monumento funerario se encontraba adosado a los muros que lo rodean. En este sentido, la ampliación de la excavación ha facilitado una prospección del entorno del monumento que hasta ahora no se había realizado, y que permite evidenciar la existencia de restos arqueológicos.

Además, al monumento se le han aplicado las siguientes actuaciones: tratamiento curativo para eliminar microorganismos, eliminación de morteros de cemento y eliminación de graffitis. También se ha sustituido el vallado que lo rodeaba para mejorar su visibilidad y se ha materializado el perímetro de la excavación con un muro de hormigón armado. Asimismo, el fondo de la excavación se ha rellenado con una capa de grava de piedra caliza y, por otra parte, se ha colocado un panel informativo exterior en el que se describe su importancia.

Compartir el artículo

stats