Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell declara el interés turístico de las fiestas patronales de Algar

Tras años de trámites, Presidencia de la Generalitat otorga esta distinción a unos festejos que se celebran desde hace siglos

Imagen de la procesión dels turquets de Algar, única en España. | PROVI MORILLAS

Imagen de la procesión dels turquets de Algar, única en España. | PROVI MORILLAS

La Presidencia de la Generalitat ha declarado Fiesta de Interés Turístico local de la Comunitat Valenciana las «Festes patronals en honor a la Mare de Déu de la Mercé, Sant Pere Nolasc i Sant Ramon Nonat» de Algar de Palància.

La solicitud de este título honorífico se presentaba el pasado 15 de junio en la dirección general de Turismo por parte del ayuntamiento después de varios años de trámites y de recopilación de información que acreditara la petición. Un proceso en el que se ha volcado todo el consistorio de la Baronia, con el alcalde, Juan Emilio Lostado, a la cabeza, la ciudadanía y en especial, el cronista oficial del municipio, José Cataluña.

De la celebración de esta singular fiesta hay constancia desde tiempos inmemoriales. En el Llibre del Consell, que se conserva en el Archivo Histórico de Algar, aparecen anotaciones relacionadas con la misma desde 1662 como esta: «ap quatre sacerdots, ap sis lliures de sera i polvora mija arrova» , lo que hace sospechar que estos festejos vienen conmemorándose desde hace más de 360 años en esta localidad de la Baronia alta.

Además de su antigüedad, la fiesta es única, ya que a día de hoy no hay constancia de que se celebren en ningún otro lugar de tradición o devoción mercedaria como lo hace Algar. Principalmente, su «Processó dels Turquets», un hecho insólito que se alza como el acto más importante de los festejos que mantiene su esencia desde hace casi cuatro siglos.

El anda de la Virgen es portada por ocho jóvenes vestidos de turcos y delante de la imagen van doce niños, ataviados con la misma vestimenta, que son conocidos bajo el nombre de turquets, que procesionan con cadenas y unidos a la Virgen por unas cintas. Los historiadores Julio Badenes Almenara y Julia Martínez García consideran que esta procesión representa las comitivas encargadas de pedir limosnas formadas por frailes mercedarios acompañados de cristianos redimidos con indumentaria oriental.

Una procesión que pone de manifiesto la tradición mercedaria que ha mantenido esta localidad del Camp de Morvedre, feudo de la Orden de la Merced por disposición testamentaria de Ramón Morelló en 1218, en el que fue calando poco a poco, tras la repoblación cristiana de 1610, la huella de ésta en la práctica festivo religiosa cristiana, caracterizada por la devoción a la Mare de Déu de la Mercé y años más tarde, también a los santos mercedarios Sant Pere Nolasc y Sant Ramon Nonat, que pasaron a ser copatronos de Algar.

El 800 aniversario de la fundación de la Orden de la Merced en 1218, que Algar conmemoró por todo lo alto en 2017 con un congreso internacional de historia de gran trascendencia, fue el pistoletazo de salida a una reivindicación histórica que perseguía el reconocimiento de una fiesta única y el de un pueblo por su gran labor en la preservación de sus tradiciones y su historia que el gobierno valenciano no ha dudado en otorgar.

Compartir el artículo

stats