Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Esperamos que los dos heridos pronto estén mejor"

El recortador que perdió un ojo tras una cornada en el Port de Sagunt sigue ingresado

Momento de la una de las dos cogidas en el Port. | LEVANTE-EMV

Un conocido recortador aragonés, David Cortés, ha perdido la visión de un ojo tras recibir una cornada este domingo justo en la última jornada taurina celebrada en el Port de Sagunt.

El joven sigue recuperándose en el Hospital Clínico de València, donde le operaron de urgencia, si bien posteriormente se confirmó que no podrá recuperar la visión de su ojo derecho.

Todo ocurrió durante la exhibición de recortadores celebrada por la tarde, poco después de que el mismo toro de la ganadería José Vicente Machancoses ya hubiera dejado un herido.

Cortés fue volteado contra el suelo y allí recibió una cornada en el globo ocular, mientras la consternación se adueñaba de la plaza.

Aunque en un primer momento fue traslado hasta el hospital comarcal, desde ahí lo derivaron al Clínico de València, «pues en el de Sagunto no había oftalmólogo de guardia», apuntaba a Levante-EMV con enfado el presidente de la Federación de Peñas del Port de Sagunt, Manel Rubio, quien añadía que está en contacto con la familia del herido y, según sus últimas informaciones, «su vida no corre peligro», como se llegó a temer inicialmente ante la gravedad de lo sucedido.

Reconocida trayectoria

Originario de Albalate del Arzobispo, el recortador aragonés David Cortés se hizo muy conocido en el mundo del toro tras ganar el concurso de Zaragoza en 2009 y aunque hace 10 años optó por retirarse, había vuelto este verano a los ruedos. Aún así, llegaba al Port «después de tres o cuatro concursos», como explicaban desde la Federación de Peñas que organizó los actos taurinos.

Las fatales consecuencias de su cogida son idénticas a la que sufrió el torero Juan José Padilla en octubre de 2011 en Zaragoza, cuando una gravísima cornada le hizo perder el ojo izquierdo.

El otro joven que resultó herido esa misma tarde en el Port de Sagunt, un recortador local, también protagonizó una cogida que hizo temer lo peor. Como explicaba el presidente de las peñas que organizan los actos taurinos, Manuel Rubio, «fue volteado por el toro unos 4 metros hacia arriba, cayó de lado y llegó a perder el conocimiento en la plaza durante unos minutos». Tras esto, fue trasladado de urgencia al Hospital de Sagunt, «donde recibió el alta horas después, pero con una muñeca dislocada», añadía Rubio.

El presidente de la Federación de Peñas del Port de Sagunt solo espera ahora que los dos heridos justo en la última tarde de toros «se recuperen lo antes posible». «Los que nos ponemos delante de un toro, sabemos los riesgos a los que nos enfrentamos, pero esperamos que los dos heridos pronto estén mejor», decía.

Compartir el artículo

stats