Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Los presupuestos pasan de largo en Sagunt, aunque cambien los gobiernos"

Desde el gobierno local cargan contra la falta de inversiones en el Castillo

Vista del Castillo de Sagunt con el Port y Canet d’en Berenguer al fondo. | DANIEL TORTAJADA

La síndica de Ciudadanos en Les Corts valencianes, Ruth Merino, visitó Sagunt donde reivindicó el «papel fundamental» del puerto comercial, cuyo potencial «hay que aprovechar como garantía de competitividad para la economía y desarrollo de la Comunitat Valenciana». La diputada autonómica, que estuvo acompañada por los portavoces municipal, Salvador Montesinos, y provincial, Rocío Gil, puso en valor las inversiones que desde los Presupuestos Generales del Estado se destinarán a esta infraestructura, aunque señaló que «no es suficiente, porque se han dejado fuera proyectos igualmente importantes».

Comitiva de Cs y autoridades portuarias durante la visita al puerto de Sagunt. | LEVANTE-EMV

En este encuentro con las autoridades portuarias, a la que también asistieron la portavoz adjunta de Cs en Les Corts, Mamen Peris, el diputado provincial Jesús Gimeno y el portavoz en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, Montesinos advirtió que «la V-21 y la V-30 están más que congestionadas sin que se concrete qué pasa con el acceso norte» a València. «Ninguna de las tres administraciones ha dado respuestas claras». El portavoz de Ciudadanos en Sagunt defendió que «urge el proyecto, porque la nueva configuración del muelle consumirá millones de toneladas de recursos naturales, que muchos camiones tendrán que descargar en el puerto y que se unirán a los 6.000 que ya trabajan allí actualmente y que se duplicarán cuando la terminal esté terminada». Gil, por su parte, concretó que las mejoras en el puerto de Sagunt «se orientarán hacia el tráfico de vehículos, productos siderúrgicos, granel líquido y el transporte marítimo de corta distancia».

Previsible decepción. Esa es la valoración de la mayoría de portavoces de los grupos políticos en el Ayuntamiento de Sagunt sobre el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

El único que se sale de este guión es el alcalde, Darío Moreno (PSPV-PSOE), quien aprecia «notas positivas» y «avances en la buena dirección», especialmente por «las inversiones ferroviarias o el proyecto de integración puerto-ciudad», que reserva 8,5 millones hasta 2023. Además de reclamar al Gobierno que «dé al fin respuesta a la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana» y destacar «el aumento en el gasto social para reforzar el estado del bienestar», Moreno reconoce que en las asignaciones para Sagunt «no está todo lo que queríamos ver y seguiremos reivindicando que se atiendan nuestras necesidades».

Su predecesor y portavoz de Compromís, Quico Fernández, es más contundente al señalar que estos presupuestos «no atienden ninguna demanda histórica». A la hora de concretar, el nacionalista lamenta que, en infraestructuras, «no hay partidas para cubrir las vías del tren y reducir así el impacto de la alta velocidad, para prolongar las Cercanías hasta el Port, para dignificar los accesos a la autopista, para adecentar desde la Confederación Hidrográfica del Júcar el tramo urbano del Palància ni para salvar las playas del norte de la ciudad. En conclusión, es preocupante que los presupuestos del Estado pasan de largo en Sagunt, aunque vayan cambiando los gobiernos».

Fernández también hace referencia al patrimonio, que «vuelve a quedar descolgado», pese a que «el Castillo está casi abandonado y solo se actúa para evitar derrumbes, mientras el Teatro Romano también tiene muchas dificultades para tener las condiciones óptimas para su función y sigue sin intervenciones remarcables».

Promesa incumplida

Guillermo Sampedro (EU) reconoce que los presupuestos son «muy decepcionantes», especialmente por los «cero euros para el Castillo, que se merece más que un millón cada dos años. El Ministerio de Cultura, que da una de cal y otra de arena, vuelve a las andadas e incumple su compromiso -adquirido por el ministro Uribes en su visita hace unos meses- de dar continuidad a las inversiones».

Desde la oposición, el portavoz de IP, Manuel González, admite un «sabor agridulce», porque «hay cuestiones que se recogen como el Pantalán, la integración puerto ciudad y otras inversiones en el puerto comercial. Sin embargo, -estas cuentas- nos marginan con las Cercanías que no llegan al Puerto, con la falta de conexiones para Parc Sagunt o con la ausencia de enlaces a la red de carreteras del Estado. No son unos presupuesto especialmente generosos con el Puerto y el Camp de Morvedre», añade.

La «decepción» también se repite en la valoración de los populares, cuyo portavoz, Sergio Muniesa, lamenta que «todas las inversiones vienen de años anteriores. Los presupuestos son una copia del ninguneo de la Generalitat, que también considera a la ciudad como un cero a la izquierda». El exalcalde va más allá y considera estos planes económicos «una humillación, porque no aportan soluciones al deterioro de nuestro litoral, a la desalinizadora o al abandono del patrimonio, como es el caso del Castillo». Esta nueva «desilusión» contrasta, según Muniesa, con el «silencio» con el que el gobierno municipal responde a este «ninguneo».

Compartir el artículo

stats