Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De centro infantil a escuela de adultos por 270.000 euros

El Ayuntamiento de Sagunt saca a concurso el contrato de obras para transformar el antiguo colegio Jaume I en una EPA

Edificio donde se ubicará la escuela de adultos junto al conservatorio de música. | DANIEL TORTAJADA

El Ayuntamiento de Sagunt ha emprendido la búsqueda de una empresa que se encargue de la adecuación del antiguo edificio de educación Infantil del colegio Jaume I para convertirlo en un centro de educación permanente de adultos (EPA). Con tiempo hasta finales de la próxima semana para presentar ofertas, este contrato cuenta con un presupuesto de algo más de 270.000 euros, mientras que el plazo de ejecución es de cuatro meses.

Según la documentación a la que ha tenido acceso Levante-EMV, tanto la estructura de este edificio, situado junto al conservatorio profesional de música Joaquín Rodrigo y cuya antigüedad supera los 50 años, como sus fachadas no se modificarán. Así, la principal intervención será la instalación de un ascensor para que el centro sea accesible desde la vía pública. Además, la pista polideportiva del antiguo centro de educación Infantil se transformará en un aparcamiento.

Según el proyecto, la nueva EPA contará con seis aulas y dos despachos, de tal modo que el aforo máximo según la documentación técnica rondará las 144 personas. Además, en la planta baja habrá aseos masculinos, femeninos y uno para uso de personas con movilidad reducida, así como una sala de telecomunicaciones, un cuarto de limpieza y un pequeño almacén. Así, la superficie útil con la que se quedará esta escuela de adultos rondará los 560 metros cuadrados.

Según se apunta en el propio expediente de contratación, el ayuntamiento ha iniciado los trámites para incluir esta intervención entre los proyectos a cofinanciar por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), a través de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrada (Edusi) de Sagunt.

Entre los trabajos que se contemplan en el contrato destacan las actuaciones previas, como los derribos, a las que se dedicarán 7.000 euros, la albañilería (17.800), los revestimientos (34.900), la carpintería de madre (3.500), las instalaciones eléctrica (49.900 euros), de calefacción (11.000) y fontanería (3.200), además de la renovación de aire (1.700), la carpintería de aluminio (10.000 euros), el equipamiento (46.300 euros) la gestión de residuos (1.300) y las medidas de seguridad (1.500 euros).

Beneficio industrial

De esta forma, el presupuesto para la ejecución material de las obras ronda los 188.000 euros, a los que se suman los gastos generales (24.400 euros), el beneficio industrial (11.200 euros) y el IVA (47.000 euros) hasta superar los 270.000 euros.

Compartir el artículo

stats