Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alerta del peligro en un puente lleva a Costas a buscar otra ruta para sacar la piedra

Un informe urge a prohibir el paso como ayer advirtió Compromís en junta de gobierno, pero el ministerio ha prometido al alcalde revisar el trazado

Dos de los camiones utilizados por Costas a principios de octubre en Corinto. | DANIEL TORTAJADA

La alerta del peligro que el paso de camiones de gran tonelaje estaba suponiendo para un puente recién construido en Almardà ha acabado haciendo que Costas se comprometiera con el alcalde de Sagunt, Darío Moreno, a buscar «otra ruta» para todo el tráfico pesado generado por la extracción de piedras en las playas del norte del municipio con tal de usarlas para la protección del litoral de Almenara.

Así lo ha explicado Moreno a preguntas de Levante-EMV, después de que el teniente de alcalde de Almardà, Pepe Gil, llevara semanas insistiendo en esta cuestión en la junta de gobierno y ayer mismo advirtiera en ella de una novedad: Que esta semana se había presentado por registro de entrada un documento al Ayuntamiento de Sagunt donde el mismo arquitecto que dirigió aquella obra instaba a «prohibir con urgencia» el paso de camiones de gran tonelaje tanto por el puente como por el vial que se acondicionaron recientemente junto a la Finca de Penya.

En su escrito, el arquitecto que dirigió esos trabajos recuerda que «aún están en fecha de recepción provisional» y alerta de que «el paso de camiones de gran tonelaje, como los que están pasando estos días, va a causar un grave deterioro en el mismo, problema que solo se resolvería con el nuevo asfaltado y nueva composición de firmes»; decía sin citarlo al tráfico generado por la obra de Costas. «Es posible que con el paso de los mismos se arruine el mismo o se le causen patologías importantes e irreversibles», añadía recordando que el vial ejecutado «es para un uso mixto de vehículos y peatones, teniendo un uso preferencial para peatones» , así como su ubicación «dentro de una Zona de Reserva de Fauna Silvestre», lo que limita con señalización la velocidad y el uso restringido de vehículos.

Por lo tanto, abogaba por «limitar y prohibir el paso de camiones con carácter de urgencia, en evitación de la ruina que en caso omiso a las indicaciones puede ocasionar» en todo este tramo que va desde el final del vial rápido conocido como ‘VDL, hasta el otro lado del puente.

«Receptivos»

El alcalde, no obstante, ha asegurado que en Costas han sido receptivos con el planteamiento municipal y ha habido un compromiso «de valorar con el contratista las posibles rutas alternativas», decía sin poder precisar si ésta se haría por la misma orilla del mar o bien de modo que los camiones tuvieran que dar un rodeo de varios kilómetros, como ya les pasó a los vecinos de la zona de la Malvarrosa durante las obras del puente.

El alcalde destacaba en este sentido que, pese al contencioso impuesto por el ayuntamiento para pedir la paralización de las obras de Almenara, la intención municipal es «seguir teniendo un canal de comunicación abierto con Costas»; una última postura que siempre ha mantenido cuando además la intervención prevista de Almenara contempla la extracción de piedras de la costa saguntina así como la aportación de arena a la playa situada más al norte del término y más castigada, la de Cases de Queralt.

Compromís baraja que un notario levante acta de las obras

La extracción de piedras en la costa de Sagunt para utilizarla en las obras de los espigones de Almenara continúa en dos puntos del litoral sin que el teniente de alcalde de Almardà, Pepe Gil, ni los vecinos de la zona tengan claro los detalles de actuación programada por Costas. «Llevan semanas sacando material sin habernos concretado cómo lo iban a hacer», decía a Levante-EMV el teniente de alcalde Almardà, Pepe Gil, visiblemente indignado «del ninguneo que está sufriendo el ayuntamiento». Tras las diversas quejas vecinales que incluso se han llevado a la fiscalía, Gil admitía que su grupo municipal no descarta llevar al litoral saguntino a un notario «y que levante acta de todo lo que está haciendo Costas» pues considera que esto permitiría confirmar si la extracción de piedra llevada a cabo en la playa «se está ajustando de verdad a lo autorizado en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de los espigones de Almenara».

Compartir el artículo

stats