Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comité de Pilkington ve "una agresión" el despido colectivo anunciado en Sagunt

Lo ve el inicio del proceso para desmantelar parte de la planta y comprometer el futuro de la fábrica

Imagen de la planta en Sagunt Tortajada

Pilkington ha anunciado un despido colectivo en Sagunt que ha sentado como un jarro de agua fría a los representantes de los trabajadores, que llevan meses intentando frenar los planes de desinversión de esta empresa dedicada a producir parabrisas y lunetas donde trabajan unas 400 personas.

Lejos de apostar por la factoría, el próximo día 4 de noviembre ya está prevista la primera reunión para iniciar el periodo de consultas del Expediente de Regulación de Empleo (ERE,) de 30 días naturales de duración.

Así lo comunicó ayer la dirección de la planta al comité de empresa, en un anuncio que confirma las peores perspectivas de los trabajadores y de los sindicatos.

Como explican desde el comité de empresa, esta comunicación oficial implica «el inicio del procedimiento legal para desmantelar la producción de la Línea de Laminado de Sagunto, llevándosela a otra planta fuera de España y dejando con ello al resto de la planta productiva de Sagunto tocada y herida de gravedad. Esto se puede traducir en la ejecución de un gran número de despidos de manera inmediata y la pérdida del resto de los puestos de trabajo a corto plazo».

Aún así, el presidente del comité de empresa, Rubén López, confirmó a Levante-EMV que «aún falta por aclarar el número de despidos previsto y si serán todos de la línea de laminado o no». Junto a ello, admitió que las previsiones iniciales de la empresa contemplaban prescindir de unos cien empleados, pero destacó que la voluntad de los representantes de la plantilla es «pelear hasta el final para intentar que cambien de opinión».

Ante lo que ve una «agresión» de la multinacional, el comité de empresa va a proponer acciones para hacer frente a esta medida y ya ha convocado un pleno extraordinario para el próximo martes, 2 de noviembre, donde analizará la situación y hará sus planteamientos. Además, una vez sea presentada la documentación, informará al conjunto de la plantilla en una asamblea general.

El anuncio de la factoría se ha producido poco después de que el comité lograra el apoyo de la delegada del Gobierno, Gloria Calero, y cuando estaba pendiente de reunirse con el President de la Generalitat, Ximo Puig. Ahora la duda es si ese encuentro llegará a tiempo de frenar los despidos.

Compartir el artículo

stats