Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Original 25-N en el instituto La Vall de Segó

Estudiantes del IES de les Valls, en plena actuación. | IES LA VALL DE SEGÓ

concienciación. Más de trescientos estudiantes del IES La Vall de Segó realizaron un lazo morado gigante con motivo del día contra la violencia de género (25-N) sosteniendo hacia arriba cartulinas grandes moradas, rodeados de dos grandes círculos en los que se interpretó al unísono y conjuntamente una coreografía. El evento incluyó varios discursos y una actuación musical de los propios estudiantes, que suponía el colofón de una iniciativa impulsada este año en el centro, bajo el lema «El arte contra la violencia de género». A través de la música, las bellas artes, el cine, la literatura junto a la retórica, la fotografía y el baile, se diseñó toda una serie de actividades para provocar la reflexión y promover la erradicación de esta lacra social. Cortos dirigidos especialmente a los más jóvenes en los que podían conocer datos relevantes sobre la violencia de género, sus primeros síntomas, escenas en las que se ponía en la palestra qué es el cibercontrol, entre otros. Igualmente, mediante la música como herramienta de concienciación social, pudieron contrarrestar letras y mensajes marcadamente machistas frente a otras también de renombre, pero cuyo discurso es bien distinto. Tras haber trabajado distinto material audiovisual artístico y el debate suscitado en las aulas, todos los grupos elaboraron atractivos carteles y «collages», incluyendo material reciclado, con eslóganes de lo que debería abanderar el verdadero y correcto amor. Creaciones plásticas que han sido expuestas a lo largo del centro, para recalcar los mensajes reivindicativos en aras a un futuro mejor, tales como: «el amor es respeto»; «sin libertad no hay amor». Martina Sánchez, una alumna de 3º de la ESO, destacó en su discurso que la educación es el motor del cambio que necesitamos, así como reclamaba también una respuesta «más efectiva» por parte de las instituciones. Mientras, Marc Forcadell, de 2º de Bachillerato, censuraba que «la retórica ya no nos sirve, ni los discursos vacíos», sino el respeto como palabra clave y «la cooperación como única solución, uniendo fuerzas y trabajando todos juntos». La Coordinadora de Igualdad y Convivencia, Mari Sol Gómez, concluía la jornada deseando que «ojalá en un futuro muy cercano no sea necesario tener que celebrar este tipo de actividades». Reivindicación cuyo broche de oro vino de la mano de la interpretación por parte del alumnado, junto a la profesora de Música, Rosa Hernández, de la canción «A ningún hombre», de Rosalía, que cautivó a todos los asistentes. Por último, las técnicas de Juventud de la Mancomunitat de Les Valls y de la Baronía repartieron a los estudiantes chapas que se crearon in situ para conmemorar este día de lucha.

Compartir el artículo

stats