Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Vall de Segó exigirá que el AVE no divida la zona con un terraplén de 10 metros de altura

Reclamarán que se amplíe el trazado existente

El Euromed, a su paso por una zona próxima a la Vall de Segó, con Sagunt al fondo. | DANIEL TORTAJADA

Los ayuntamientos de la Vall de Segó están viendo con gran preocupación que uno de los trazados que contempla el Ministerio para impulsar la alta velocidad ferroviaria entre València y Castelló fragmenta por entero la fisonomía de la zona.

La propuesta invade los términos de municipales de Faura, Quartell y Benavites entre la carretera nacional 340 y las localidades; justo por la linea inferior a la zona del tanatorio, se alzaría el terraplén que precisa la alta velocidad «con el consecuente atentado paisajístico, medioambiental y social que ello supone», como apuntan desde varios ayuntamientos. Y es que esto no solo supondría una ruptura del entorno sino que, además, afectaría a la movilidad y el desarrollo armónico de la vida de les Valls. De hecho, el alzado de las vías se elevaría entre 10 y 12 metros, con lo cual se conformaría una frontera artificial de entre 4 y 5 pisos entre el valle y su mirada hacia el mar.

Por el momento, el estudio informativo referente a la alta velocidad entre València-Castelló contempla siete alternativas que se presentan ahora en exposición pública. No obstante, el denominado «trazado del interior» ha generado indignación en les Valls.

Conscientes del momento en que se encuentra el proyecto, los responsables políticos de la subcomarca han querido manifestar su posicionamiento desde la prudencia y el respeto por los plazos del proceso administrativo. «Estamos preparando las alegaciones al proyecto; estamos en periodo de exposición pública y presentación de nuestros reparos a los posibles trazados. Tanto es así que nuestros equipos técnicos trabajan al cien por cien para forjar un alegato sólido ante lo que nos parece una completa barbaridad», apuntaba a Levante-EMV Pere Campos, desde la alcaldía de Quartell.

Para los gobiernos municipales de las cinco poblaciones de les Valls, la necesidad de rechazar esta propuesta se contempla unánimemente. «Es una infraestructura sumamente reclamada para el desarrollo de nuestra economía; no obstante la variante no puede destrozar nuestra subcomarca», añadía Consol Duran, teniente de alcalde de Faura.

El presidente de la Mancomunitat les Valls y alcalde de Benifairó de les Valls, Toni Sanfrancisco, añadía: «Somos conscientes del impacto que podría generar la variante del interior; de ahí que el equipo de técnico tanto de la Mancomunitat como de los ayuntamientos especialmente afectados como Quartell y Faura, están trabajando intensamente la redacción de las alegaciones pertinentes».

Los alcaldes de los cinco pueblos han reconocido a este diario la importancia de la alta velocidad en el eje mediterráneo, no obstante exigen responsabilidad y conciencia en su trazado.

«Ninguneados»

Por ello, La Vall de Segó exigirá al ministerio responsabilidad y respeto por una zona que durante años se ha sentido «ninguneada» en el trazado de cercanías.

En concreto, los presidentes de las corporaciones municipales de Faura, Benifairó, Quartell, Quart y Benavites apuntan la necesidad de contemplar como mejor trazado para el AVE el que transcurre junto al existente. Esto último sería, a su juicio, la intervención menos agresiva.

Por ello, los ayuntamientos de la subcomarca esperan que el Ministerio atienda su posicionamiento y escoja bien al elegir entre las siete alternativas que hay en exposición pública, con trazados muy diferentes incluso en presupuesto pues el que discurre por el interior asciende a 2.200 euros mientras que las litorales se proyectan entre 1.400 y 1.800 euros.

Compartir el artículo

stats