Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Algar tiene un proyecto muy ambicioso, al que yo no puede dedicarle lo que exige»

Vicente Cabrero explica los motivos que han llevado a descartar el relevo en la alcaldía, como estaba pactado

«Estoy muy tranquilo, lo hemos hecho por el bien del pueblo». Así se siente Vicente Cabrero al renunciar a la alcaldía de Algar del Palància tras el acuerdo alcanzado entre su partido, el PSPV, y Junts per Algar, que mantiene a estos últimos con la vara de mando en contra a lo estipulado en un primer pacto, que recogía el traspaso de la presidencia de la corporación a Cabrero, portavoz municipal de los socialistas.

Según el concejal, la falta de tiempo ha sido decisiva en la toma de esta decisión. «Algar tiene un proyecto muy ambicioso, al que yo no puede dedicarle todo lo que exige. Mi trabajo a turnos me impedía esa dedicación casi exclusiva que requiere la alcaldía , que yo no podía darle. Por eso, hemos priorizado la estabilidad, la experiencia y la continuidad. Hemos optado por un proyecto en el que ganamos todos, sobre todo nuestro pueblo, un proyecto de futuro con una izquierda unida y fuerte representadas en las siglas del PSPV, donde tanto socialistas como independientes iremos de la mano bajo una misma candidatura que nos permitirá trabajar más y mejor por nuestro pueblo».

Cabrero ha querido salir al paso de las críticas del portavoz de Todo por Torres Torres, Nacho Maravilla, quien en un artículo de opinión publicado en Levante-EMV cuestionaba los apoyos del edil de Algar para ser alcalde.

Respecto a este asunto, Cabrero deja caro que «apoyos los he tenido todos y, desde luego, en ningún momento he dejado de sentirme respaldado, tanto por uno como por otros, pero hay veces que han que anteponerse los intereses generales y esto es lo que hemos hecho».

Compartir el artículo

stats