Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Les Valls cierra filas contra las nuevas barreras del AVE

La Mancomunitat presenta alegaciones y la sociedad civil baraja movilizaciones para evitar otro obstáculo entre las poblaciones y el mar

Vista de la estación de tren de les Valls. | TORTAJADA

Les Valls propone como alternativa el estudio de una nueva línea que transcurra paralela por el lado este de la actual con una doble plataforma. La apuesta de los ayuntamientos de Benavites, Benifairó, Faura, Quart y Quartell se centra en una Vall de Segó sostenible y viva, enraizada en sus singularidades medioambientales y respetuosa con su economía agrícola y patrimonio hídrico. Por ello, la Mancomunitat les Valls ha presentado ante la subdirección general de Planificación Ferroviaria sus alegaciones ante las tres variantes del trazado de la línea de alta velocidad entre València y Castelló.

La presentación del estudio generó preocupación en los gobiernos de los cinco municipios de la subcomarca. La posible construcción de un terraplén que desdibuje el perfil de la zona ha creado rechazo también entre la sociedad civil, que se ha movilizado y presentado sus propias alegaciones al proyecto. «La alta velocidad no puede pasar por encima de todo, el respeto por nuestro patrimonio, la necesidad de preservar nuestro valle así como evitar la creación de nuevas barreras, puentes o terraplenes entre los pueblos y el mar, es fundamental para nuestro futuro», apuntaban.

Las alegaciones presentadas por la Mancomunitat les Valls responden a informes de los técnicos y expertos en infraestructuras, transporte y urbanismo. De ahí que se considere la importancia del transporte y la alta velocidad para la ciudadanía pero desde la necesidad de evitar un impacto medioambiental que afecte la calidad de vida de los vecinos. «La construcción de un terraplén de estas características supondría la creación de la quinta barrera hacia el mar que impediría la circulación normal de los vientos y las brisas marinas con el consecuente aumento de las temperaturas», según el informe técnico.

Daños de diverso tipo

Por otra parte, el informe del ente supramunicipal contempla la afectación que cualquier trazado supondría un atentado para la agricultura de la zona, una fuerte degradación del medio natural con la consecuente eliminación de suelo fértil y de la capa arbustiva con un impacto irreversible. En esta misma línea, los estudios articulados por la técnico de la Mancomunitat constatan pérdidas patrimoniales en acequias, yacimientos arqueológicos o los pasos de fauna. El documento alude especialmente al daño irreversible que sufriría el paraje del Codoval ya que de esta zona se prevé la extracción de áridos para la actuación.

También se alude al aumento de emisiones de gases con efecto invernadero. «Dicha medida colisiona con las políticas municipales que trabajan para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)», añaden.

Con todo la Vall de Segó ha articulado un decálogo contra las variantes del AVE a su paso por la subcomarca. La campaña de movilización y cambio social ensalza el impacto medioambiental y visual que supondría la construcción de cualquiera de las tres líneas de alta velocidad; asimismo se alude a la contaminación acústica, a los problemas de salubridad del aire así como la disrupción que se generaría sobre los hábitats de flora y fauna. La destrucción del patrimonio arqueológico anejo a la Vía Augusta así como la destrucción de la huerta y el sistema de regadío constituyen el eje fundamental de la argumentación del No al AVE per la Vall de Segó.

Los ayuntamientos han presentado los documentos justificativos pertinentes ante las autoridades competentes. No obstante, la sociedad civil ha manifestado su compromiso con el futuro de su tierra y prevé futuras movilizaciones.

Compartir el artículo

stats