Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otro convoy de Sagunt a Ucrania da esperanza a familias de toda España

La segunda expedición impulsada por policías recogerá a 23 refugiados tras recibir peticiones de quienes quieren traer a sus seres queridos

El convoy con los voluntarios minutos antes de salir de Sagunt. | LEVANTE-EMV

Ucranianos residentes en distintos puntos de España van a poder rescatar a sus familiares de la guerra gracias al segundo convoy de policías nacionales que partió este lunes desde Sagunt para traerlos de vuelta. Esta vez serán 23 refugiados los que, con toda probabilidad, esta semana se reencontrarán con sus amigos y sus familiares huyendo del horror. Estos se sumarán así a otros 16, mujeres y niños del primer convoy y 8 personas más a las que la primera expedición de policías consiguió subir en un autobús que procedía de Manzanera.

La gesta, que cuenta con la colaboración de la ONG Help Ucrania, se repite, aunque esta vez «vamos más preparados. Hasta llevamos un permiso firmado por el consulado que nos permite traer con mayor tranquilidad ciudadanos ucranianos a España», explicaba uno de los policías.

El convoy está formado por cuatro vehículos a los que se añadirá un quinto en Hungría con dos mujeres y tres niños, y nueve voluntarios; seis policías nacionales, dos vecinos del Puig y la interprete que, gracias a esta iniciativa, ha podido traer a su familia a España.

A diferencia de la primera expedición, ésta contempla dos puntos de recogida. Uno será en Hungría y el otro en Cracovia. Desde Hungría, los refugiados pondrán rumbo a la localidad de Casas Ibáñez (Albacete) cuyo ayuntamiento ha cedido alojamientos para estas familias. En el caso de Cracovia, los refugiados llegarán a Sagunt y de ahí emprenderán viaje a Madrid y distintos puntos de la provincia de Alicante. Entre ellos, una mujer de 82 años , cuya hija se puso en contacto con la ONG y los policías para pedirles que le trajeran a España a su madre, a la que volverá a abrazar en unos días.

Para este nuevo cometido, los policías nacionales de València y de Sagunt han recibido aportaciones económicas de sus compañeros y de familias anónimas que han querido ayudar en esta bonita causa. Hasta se ha puesto en marcha una campaña de micromecenazgo en internet (crowdfunding) para conseguir fondos y poder traer un familia en un avión dado el estado de agotamiento que tenía tras días de viaje huyendo de los bombarderos.

El convoy también porta una furgoneta llena de alimentos, medicamentos y productos de higiene que depositarán en un almacén de Cracovia, desde donde se distribuirá la ayuda humanitaria a distintos lugares de acogida de refugiados.

Compartir el artículo

stats