Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt y Canet se rebelan contra Costas y exigen medidas de emergencia

Pere Antoni reclama actuaciones de ingeniería verde, «más sostenibles, más flexibles y de menor impacto»

Imagen de archivo de una playa del norte de Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

Los alcaldes de Sagunt, Darío Moreno, y Canet d’en Berenguer, Pere Antoni, con el apoyo de la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, se ha rebelado contra la Demarcación de Costas y sus estrategias, que están resultando especialmente dañinas para el litoral del Camp de Morvedre.

En la reunión mantenida a principios de esta semana para conocer de primera mano el borrador del Plan Estratégico Nacional para la Protección de la Costa Española considerando los Efectos del Cambio Climático, que elabora el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ambos consistorios mostraron sus posturas contrarios a los postulados que se vienen defendiendo y ejecutando desde el Gobierno estatal.

Así, Moreno compartió su frustración porque las actuaciones ejecutadas y las proyectadas no responden a una unidad física, sino administrativa. Ese «error» se debe rectificar y en este encuentro «explicamos que estas estrategias están bien pero, después, su implementación deja mucho que desear. Exigimos desde hace años que las actuaciones en Almenara y en las playas del norte de Sagunt formaran parte de un mismo conjunto, pero se troceó administrativamente con los efectos negativos que ya sufrimos», añade.

El socialista exigió durante la reunión que «los proyectos tengan sentido en el conjunto de la unidad física» y también que en el concepto de urgencia y emergencia se incluyan a Sagunt y Canet, que «empiezan» a padecer «los efectos de lo que se ha hecho al norte». El alcalde de la capital comarcal insistió en que «se deben aplicar criterios de urgencia y de emergencia» en ambos municipios, especialmente en lo que respecta a «ese macroproyecto que está por venir».

Por su parte, el alcalde de Canet reivindicó que el nuevo plan del ministerio «se ajuste a la situación actual en la que se encuentren nuestras playas. El estado de la costa es muy diferente al que refleja su estudio», afirma Pere Antoni.

El documento que se presentó en el encuentro habla de la posibilidad de adoptar medidas urgentes en función de la situación y ahí entran Almardà, Corinto, Malvarrosa y Canet, que precisan de actuaciones inmediatas para frenar su deterioro, según manifiestan enérgicamente sus dos alcaldes. Esa prisa se explica porque «a medida que el tiempo siga su curso y se agrave el deterioro, su reversión requerirá de un proyecto de mayor calado».

Soluciones ya

Moreno planteó que «necesitamos soluciones ya. Queremos que la conselleria sea parte de esa alianza de protección de nuestras playas, particularmente de Canet y del norte de Sagunt». A este respecto, Antoni solicitó a la administración «más velocidad en las acciones, de lo contrario llegaremos demasiado tarde para recuperar la costa y esto sí generará un problema más grave».

En cuanto a las medidas que deben adoptarse dentro del plan estratégico, el mandatario de Canet abogó por «acciones de ingeniería verde, más sostenibles, más flexibles y de menor impacto ambiental».

Ahora se abre el proceso para que los ayuntamientos de los municipios afectados puedan trasladar sus particularidades con el fin de reivindicar la adaptación del plan a sus circunstancias y con la esperanza de que sus sugerencias y exigencias sean atendidas por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Compartir el artículo

stats