Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estivella reivindica Barraix

El centenario de la ermita sirve para volver a demandar a la Diputación de València una actuación en la fonda que está completamente abandonada

Vecinos y vecinas de Estivella, con el alcalde, en un momento de la visita a la ermita. | LEVANTE-EMV

Decenas de personas festejaron el centenario de la Ermita de Barraix (Estivella) con una visita guiada al templo a cargo del cronista de Estivella, Lluís Mesa, quien explicó la historia de este edificio, construido en 1922, y que mañana miércoles , 3 de agosto cumplirá un siglo de vida.

Una ermita que se levantó para que la colonia asentada en Barraix así como los veraneantes de la fonda, pudiera asistir a servicios religiosos y practicar su fe sin necesidad de desplazarse. Desde ese momento, este templo ha sido un lugar de peregrinación de visitantes,ciclistas, senderistas... ,dada su extraordinaria ubicación, en la entrada mismo de la Sierra Calderona.

Además de la intervención de Mesa, el alcalde, Rafa Mateu, explicó todos los trámites que ha tenido que realizar el ayuntamiento para que se actuara en la ermita, a lo que también ayudó la presión ejercida por los cronistas de Morvedre.

Entre estas acciones, destaca la reconstrucción del templo en 2017 a manos de la diputación, propietaria de este bien patrimonial, después de que este fuera pasto de las inclemencias meteorológicas y actos vandálicos que lo dejaron en un estado lamentable, casi en ruinas, hasta que el ente provincial decidió ponerla en valor después de años de peticiones.

Una intervención que tuvo director de obra al arquitecto Miguel González, uno de los protagonistas del vídeo promocional que ha realizado Estivella para reivindicar Barraix.

El técnico explica en este documento gráfico que la mejor forma de conservar este patrimonio es dándole un uso por lo que propone convertir el templo en una sala de exposiciones o en un contenedor cultural que permita abrir sus puertas, ventilarlo, evitando así el deterioro del bien y que este caiga en el olvido.

Además de festejar el centenario de la ermita, que incluyó un almuerzo popular en la zona verde que hay junto a la fonda, el encuentro sirvió para reivindicar una actuación integral en todo el complejo, principalmente en lo que fue la antigua hospedería, que actualmente se encuentra en un lamentable estado de abandono, por lo que se ha pedido a Diputación que actúe de nuevo.

Compartir el artículo

stats