Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La norma de Costas amenaza dos zonas de Sagunt y las concesiones caducadas del paseo

El texto descarta prórrogas, pero el alcalde asegura que hay "conversaciones avanzadas" con la demarcación para mantener los edificios existentes junto a la playa del Port y en el Grau Vell

Una vista del paseo marítimo del Port, con algunas de sus terrazas. | TORTAJADA

El nuevo reglamento de Costas amenaza el futuro a largo plazo de las viviendas del Grau Vell, de Cases de Queralt y los edificios que llevan años con concesiones caducadas en el paseo marítimo del Port de Sagunt pues, como ha venido informando Levante-EMV, la normativa recientemente aprobada descarta prórrogas más allá de los 75 años en zonas como éstas que están incluidas en el dominio público marítimo terrestre.

Sin embargo, el alcalde de Sagunt, el socialista Darío Moreno, elude una visión catastrofista y destaca que Costas no ha planteado por ahora ningún derribo en estos lugares sino que, lejos de esto, «hay conversaciones avanzadas» para mantener los edificios existentes junto a la playa del Port, además de negociaciones para sacar del dominio público marítimo terrestre el Grau Vell y mejorar la protección de Cases de Queralt, es decir, de las viviendas situadas más al norte del término municipal, justo en el linde con Almenara.

«Si el Ministerio llegara a hablar de demoliciones, peleríamos caso a caso, para que podamos dar estabilidad y seguridad a los vecinos y vecinas afectados. Pero, de momento, no hay nada parecido», asegura el alcalde.

En concreto, respecto al futuro del paseo marítimo y el Grau Vell, el ayuntamiento negocia con la Demarcación de Costas de València para que las dos zonas dejen de estar en dominio público marítimo terrestre manteniendo las edificaciones existentes y adaptándolas a la normativa actual. «Queremos dar seguridad jurídica a todos los edificios. Entendemos que esta noticia del reglamento les pueda causar preocupación, pero desde hace tiempo ya estamos en conversaciones con los actuales responsables de las concesiones del paseo marítimo para buscar salidas y ese es el camino por el que vamos a seguir trabajando. Además, los vecinos y vecinas del Garu Vell saben que nuestra intención es que esa zona deje de ser de Costas y dotarla tanto de agua potable como de alcantarillado», explicaba el alcalde.

Junto a ello, aseguraba estar en conversaciones para que la zona de Cases de Queralt «tenga los medios de protección necesarios para su sostenibilidad».

Aunque el nuevo reglamento también sitúe el límite marítimo terrestre «donde llegue la ola de en los mayores temporales conocidos», a juicio de Moreno, «hay que tener en cuenta que el objetivo del Ministerio con este nuevo reglamento es tener instrumentos para expropiar de forma más ágil aquellos lugares que supongan un peligro para las personas, pero de momento aquí nadie ha hablado de derribos, sino de todo lo contrario», recalcaba.

Compartir el artículo

stats