Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Almardà urgen en les Corts a «un proyecto realista» para salvar la zona

Un representante de la asociación denunció los daños originados a raíz de las obras en Almenara y pidió arrecifes artificiales

Escalón en la playa de Corinto. Daniel Tortajada

Las demandas de la asociación de vecinos de Almardà, Corinto y Malvarrosa para reclamar de forma urgente «un proyecto realista y sostenible para salvar las playas» del norte de Sagunt llegaron ayer hasta les Corts Valencianes. 

Un representante del colectivo, Leandro Pruñonosa, compareció en la comisión para la prevención y riesgos por temporales, poniendo el acento en que este «entorno idílico, con dunas de más de dos metros de altura, ha sido destrozado con las obras realizadas por Costas para proteger el litoral de Almenara. En solo unos meses ya se ve la regresión; hay taludes de varios metros de profundidad dentro del agua y están en juego vidas humanas», dijo además de reprochar que no se actuara a la vez en toda la unidad geográfica de Almenara hasta el Port de Sagunt, de acuerdo con el texto preparado por la directiva de la entidad.

Al margen de incidir en que la construcción del puerto de Borriana ha afectado a todas las playas del sur, destacó que la zona «ya está sufriendo las consecuencias de los espigones» y, sobre todo, de la extracción de materiales que hizo Costas en las playas para usarlos de relleno en las obras para proteger Almenara. «Nos han reducido la altura de la playa en 20 ó 30 centímetros, llevándose unos 70.000 m3 y dejándonos, por tanto, a merced de los temporales», aseguró.

También censuró que esas extracciones se hicieran sin estar recogidas en la Declaración de Impacto Ambiental de las obras de Almenara, donde se precisaba que ese material se sacaría de canteras. Además, remarcó que se han quedado daños sin reponer, como los pasos abiertos por las dunas que ahora pueden permitir entrar el mar en caso de temporal.

Asimismo, recordó «que se ha recurrido mediante escrito a todas las administraciones» y aludió a las diversas quejas vecinales que va a investigar la Comisión Europea «para ver si ha habido delito ambiental».  

Tras mencionar los recientes informes de varios catedráticos de la Universidad Politécnica de València que proponen la instalación de arrecifes sumergidos, reclamó la colocación de estos últimos, además de aportaciones de arena tanto para la playa como sobre todo para la regeneración dunar; sistemas de recogidas de pluviales en toda la zona, el cierre de canales por donde pueda entrar el agua, así como limpiezas de acequias y golas, además de planes específicos para la prevención de inundaciones.

Otras de sus demandas fue la retirada del último reglamento de Costas, que abre la puerta a expropiar viviendas con solo que a estas ellas llegue una ola de un temporal.

Representante vecinal, en les Corts Valencianes. Levante-EMV

Intervenciones

Tras ello, distintos diputados intervinieron lamentando esa falta de intervención conjunta en el tramo de costa y apoyando la solución de arrecifes, como la representante de Unides Podem; Vox cuestionó que las extracciones se hayan hecho sin estar recogidas en la DIA y preguntó si eso «está judicializado o hay forma de esclarecer esos hechos», mientras desde Cs se consideró que Costas «ha hecho una chapuza con consecuencias muy graves» y ahora lo importante «es que se ponga el dinero» para una remodelación con garantías. 

La representante de Compromís abrió la puerta a valorar si desde los beneficios del puerto de Borriana se podría lograr fondos «para reparaciones inmediatas». Mientras, el popular y exalcalde de Sagunt, Alfredo Castelló, preguntó si se veía comprensible que Costas hubiera actuado en Almenara «pasando olímpicamente de lo que ocurriría al sur, o igual no pasando tanto porque han cogido de allí arenas. ¿O es que eso se le ocurrió a alguien que no debía autorizarlo?», dejó caer. También cuestionó qué había hecho el ayuntamiento o la misma Generalitat «a parte de que algún diputado hayamos ido a verlo», recordando que «existe un marjal mal llamado de ‘Almenara’, cuando debería ser de ‘Sagunto-Almenara’, que es zona protegida y si el mar salta las dunas, además de llegar a las personas también llegará a zonas protegidas».

El representante de PSPV-PSOE, por su parte, se mostró de acuerdo en cambiar el reglamento de Puertos con tal de que estas instalaciones se hagan cargo de reponer daños a las playas del sur.

En su nuevo turno de palabra, el representante vecinal apuntó que la extracción se hizo sin ningún permiso municipal y consideró que la Comunitat Valenciana «sí tenía poder de decirle al Estado que mirara lo que pasa en Sagunto». «El ayuntamiento hizo alegaciones pero Costas pasó. Fueron muy flojitas y se desestimaron», aseguró, para añadir luego que «por la proximidad de las elecciones, el ayuntamiento parece que se alinea con los vecinos», dijo.

No obstante, al final de su intervención pidió ayuda «para que el Reglamento de Costas no se cumpla», después de admitir desconocer «cómo se podría lograr» que el puerto de Borriana se involucre en la regeneración y cuestionar que Costas vaya a poder hacer la extracción masiva de arenas del subsuelo marino de Cullera para regenerar con ellas, entre otros, el litoral saguntino y el de Canet.

Compartir el artículo

stats