Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura remarca que el proceso proteger el Alto Horno «sigue activo»

La Conselleria asegura que el trabajo realizado «continúa vigente» pese a que el procedimiento haya caducado oficialmente por ley

Vista del Horno Alto del Port de Sagunt. Tortajada

La Conselleria de Cultura ha remarcado que el proceso proteger el Alto Horno del Port de Sagunt y declararlo Bien de Interés Cultural (BIC) «sigue activo», por más que haya caducado por ley el plazo que tenía el departamento autonómico para pronunciarse oficialmente, tal y como informó Levante-EMV.

Desde el departamento se resta importancia a esa caducidad, asegurando que ya ha ocurrido con otros expedientes similares sin afectar al objetivo final y, además de remarcar que «en ningún momento ha habido ni desidia, ni dejadez», se destaca que el trabajo realizado hasta ahora con tal de lograr este objetivo «sigue vigente y forma parte del expediente de la declaración BIC. Todas las partes: entidades consultivas y administrativas lo saben y el trabajo continúa».

Esto último es decisivo pues implica que no hay que volver a empezar toda la tramitación desde cero, como llegó a temer el edil de Patrimonio, Guillermo Sampedro, al conocer la resolución firmada por la directora general del área, Carmen Amoraga; un documento que, según ha podido comprobar Levante-EMV, expone literalmente que «declara la caducidad del procedimiento al haber transcurrido el vencimiento del plazo máximo para resolver y notificar, sin que se haya dictado resolución expresa...resuelve proceder al archivo de las presentes actuaciones» y dice que esa resolución «no pone fin a la vía administrativa ya que los interesados pueden interponer recurso de alzada en el plazo de un mes ante la Secretaría Autonómica».

El presidente de la Asociación para la Protección del Patrimonio Industrial del Port de Sagunt (APIPS), que impulsó la declaración de BIC, admitía que esta entidad también recibió la resolución de Amoraga. «Cuando nos llegó la notificación de que el expediente había caducado fue un mazazo, después de tanto tiempo de trabajo. Nos han dicho que no es volver a la casilla de salida, porque parte del procedimiento se ahorra, como los informes de los órganos consultivos. Esperamos que solo se trate de un retraso», apuntaba Óscar Cosín a preguntas de este diario. 

Cosín admitía, no obstante, que ya temían algo así. «Hace un mes aproximadamente tuvimos una reunión en la que nos comunicaron que, por normativa, el expediente no podía prolongarse más de 20 meses, que ya habían pasado. Nos pedían disculpas, asumían que era su responsabilidad y que el expediente estaba completo, pero que no tenían manos suficientes. Como nos preocupaba que cuando la propuesta se rechaza, aunque sea como en este caso por la caducidad del expediente, la misma entidad tenga que esperar 3 años para presentar la misma solicitud, nos dijeron que una salida es que algunos de los organismos consultivos hagan la propuesta. E insistieron en que ellos hablarían con alguno de estos organismos para que saliera delante la declaración de BIC. Les pedimos que se comprometieran a llevar el expediente adelante y nos dijeron que una de sus prioridades para 2023 es el Horno Alto», contaba. 

Por ello, remarcaba: «Por nuestra parte lo único que pedimos es que se escoja el procedimiento administrativo que agilice al máximo su resolución, teniendo en cuenta el largo plazo transcurrido. Confiamos en que la Conselleria elija el procedimiento que crea más oportuno para lograr este fin».

Predisposición

Por su parte, el edil de Patrimonio, Guillermo Sampedro (EU), insistía ayer en lamentar la caducidad del expediente y como vicepresidente de la Fundación del Patrimonio Industrial del Port de Sagunt destacó que, «si hace falta, ésta hará lo necesario para que el BIC del Horno Alto salga adelante cuanto antes».

Compartir el artículo

stats