10 de abril de 2017
10.04.2017
Levante-emv
Vacaciones

Equipaje de mano: trucos para que te quepa todo

Selecciona bien la ropa que necesitas y vas a ponerte y prioriza el resto de complementos

10.04.2017 | 14:35
Las limitaciones del equipaje de mano obligan a una buena criba.

Con la llegada de los vuelos de bajo coste, también aparecen las condiciones en las dimensiones del equipaje. Para los que no desean facturar „y pagar„ por llevar una maleta en la bodega, la opción del equipaje de mano es muy económica. Sin embargo, el problema llega a la hora de cerrar la cremallera.

La posibilidad de llevar una pequeña maleta, bolsa o mochila en cabina hace que el pasajero trate de reducir los objetos que lleva, pero no es fácil. Es fundamental que se incluya lo estrictamente necesario, para evitar cargar demasiado.

El equipaje de mano facilita la movilidad y el desplazamiento por el lugar de destino. Cuanto menos lleves, menos tendrás que cargar. Dependiendo del lugar al que viajes, podrás cribar cuáles son los materiales necesarios.

Cinco consejos para el equipaje de mano:

1- Decide qué necesitas: antes de hacer la maleta es preferible analizar qué prendas vas a necesitar o a usar más. En función del destino y su clima, elige el tipo de ropa que sea más útil.

2- Varias capas de ropa: aquellas piezas que sean de abrigo llévalas puestas antes de coger el avión. De esta forma se evita una carga más voluminosa en la bolsa.

3- Evitar demasiadas mudas: es posible que alguna de las mudas no sean vitales. Tal vez, podrás optar por un pequeño envase de jabón para lavar la ropa a mano en el hotel. Así, dispondrás de más espacio para otras cosas. Es mejor elegir pantalones y camisetas que puedan combinar entre sí; con pocas prendas puedes tener varios ´looks´.

4- Selecciona el neceser: mete lo mínimo. Un cepillo de dientes de viaje, un pequeño envase de pasta€ Otro tipo de elementos como el champú o el gel de afeitar puedes encontrarlo en el hotel o comprarlo en las cercanías.

5- Coloca bien la ropa: existen varias opciones. Hay bolsas especiales en las que puedes envasar la ropa al vacío „ideales si necesitas ropa planchada„ para ocupar el mínimo espacio. Si no dispones de ellas o no las necesitas, puedes enrollar la ropa. Haz lo mismo con los calcetines e introdúcelos en el calzado. Si necesitas prendas grandes o pesadas, guárdalas al principio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Juegos online - Crucigrama