28 de septiembre de 2014
28.09.2014

40 años de la sociedad nuclear española

27.09.2014 | 22:38

La Sociedad Nuclear Española, asociación sin ánimo de lucro, engloba a más de 1.000 profesionales relacionados con la tecnología nuclear a través de la investigación, docencia, producción de energía, fabricación de componentes, medicina, empresas de servicios, entre otras muchas aplicaciones. En 2014, la asociación cumple cuarenta años de vida profesional lo que es motivo de gran satisfacción para los socios que la conforman. Para conmemorar esta efeméride, la Sociedad Nuclear Española ha celebrado en Madrid un encuentro entre sus socios y tienen previsto celebrar este aniversario en la Reunión Anual de Valencia en octubre de este año.
En los últimos años estamos presenciando una importante transformación del sector eléctrico como consecuencia de los cambios regulatorios y del comportamiento de la demanda eléctrica ligada a los ciclos económicos. Hace menos de 10 años hablábamos del «resurgir» y de nuevos proyectos nucleares favorecidos por una amplia demanda energética en constante crecimiento, consecuencia de la estabilidad económica, la política a nivel mundial y los objetivos de reducción de las emisiones de los gases de efecto invernadero. La crisis económica desde 2008 fue el primer obstáculo al crecimiento de la generación eléctrica mediante centrales nucleares y posteriormente el accidente de Fukushima en 2011. Mientras la energía nuclear hacía frente a los retos de los últimos años, el contexto internacional sigue en permanente evolución y el nuevo marco europeo parece exigir:
-Una política energética estable y común, que propicie la mayor competitividad de las empresas y de la industria europea, el bienestar de los consumidores y que fomente la generación de energía eléctrica libre de emisiones de dióxido de carbono.
-Independencia energética para evitar situaciones como la vivida en el Este de Europa con el suministro de gas ruso y asegurar el suministro.
-Más interconexión entre los países para dotarlos de mayor cohesión interna y protección frente a amenazas exteriores.
-Más seguridad para las empresas eléctricas con el objeto de acometer inversiones a largo plazo.
Ante estas necesidades es cuando la energía nuclear vuelve a ser foco de atención. La Comisión Europea u organismos de referencia como el IPCC (Intergovern-mental Panel Climate Change), reconocen la necesidad de contar con la energía nuclear en el medio plazo para cumplir con los objetivos medioambientales y porque ayudaría a recuperar más rápidamente los niveles de bienestar social previos a la crisis que comenzó en 2008. Aunque después del accidente de Fukushima muchos criticaron duramente y sin fundamento la energía nuclear, ahora nos encontramos ante un panorama más favorable a los nuevos proyectos y a la continuidad de los existentes, gracias a las actuaciones de la industria nuclear y de los resultados de las Pruebas de Resistencia, que han incrementado los niveles de protección ante sucesos que superan las previsiones contempladas en los criterios de diseño de las centrales.
En España, la tecnología nuclear está consolidada y en excelentes condiciones para seguir cumpliendo su función al servicio de nuestra sociedad.
Las tendencias internacionales contemplan la operación de las centrales nucleares al menos hasta los 60 años gracias al efecto inversor y el exquisito mantenimiento y operación de las instalaciones. Hoy por hoy es una apuesta necesaria en nuestro país, tanto para reducir el impacto de las amortizaciones y los costes asociados al desmantelamiento, como para dar tiempo a que la mejora en la situación económica se consolide, se reconduzca el déficit de tarifa y los precios de la energía en el mercado mayorista reflejen los verdaderos costes de cada tecnología.
Varios son los retos de futuro para nuestro sector de generación nuclear además de la operación a 60 años, debemos reforzar la eficiencia y la flexibilidad de la operación de las centrales, también debemos fomentar continuamente la formación y motivación de las plantillas de las instalaciones, el mantenimiento y refuerzo de la cultura de seguridad así como la labor continua y transparente de la comunicación para mejorar la aceptación pública de la energía nuclear. La Sociedad Nuclear Española como representante de los profesionales del sector nuclear, nuestros socios, tiene la posibilidad de cumplir una importante función social haciendo más accesible nuestra tecnología y acercando al público sus innegables ventajas y seguir divulgando el conocimiento de la ciencia y la tecnología nuclear a través de nuestras reuniones anuales, revista y aportaciones que podamos hacer en actos divulgativos o en medios de comunicación. Estos son nuestros retos y en su consecución comprometemos nuestro esfuerzo y dedicación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook