16 de junio de 2020
16.06.2020
Levante-emv

Reducir la deuda: es la lucha de clases

17.06.2020 | 01:22
Reducir la deuda: es la lucha de clases

A título informativo quiero recordar, a quien ya no se acuerde, o lo desconozca, qué criterios económicos se requerían, a un Estado para ingresar en la zona del Euro. Me parece conveniente para mejor comprender nuestra complicada situación económica.
En primer lugar, la tasa de inflación, que no podía exceder en más de 1,5% de la tasa de los tres Estados miembros, con mayor comportamiento, en cuanto a la estabilidad de los precios. Y que el déficit público no podía ser superior al 3% del PIB , y la Deuda Pública no podía ser superior al 60% del PIB, del país que aspiraba a ser miembro de la Unión Europea.
Esos criterios de convergencia, permitían garantizar, que un Estado miembro estuviera preparado para adoptar el euro, y que su ingreso en la zona del euro, no iba a suponer riesgos económicos para el propio Estado miembro, ó para la zona del Euro en su conjunto. Estos criterios, estaban recogidos en el artículo 140, apartado 1, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.
Y si los he citado, ha sido para mejor comprender la difícil situación económica que tenemos en nuestro país, en cuanto a la alta Deuda Pública y el pago de los intereses astronómicos.
La Deuda Pública española, creció en el primer trimestre del 2020, en 35,381 millones de euros, y alcanzó el máximo histórico de 1,22 Billones, un incremento que se concentró, sobre todo en la Administración Estatal, por el impacto de la pandemia del Covid-19.
Esta alza hasta los 2,2 billones actuales, sitúa la Deuda en el entorno del 98% del PIB.
El significado de "Déficit" difiere del de "Deuda", el cual es una acumulación de deficits anuales. El déficit ocurre cuando los gastos de un gobierno superan sus ingresos. El déficit, puede ser medido con o sin incluir los desembolsos, por pago de los intereses de la Deuda. El déficit primario, se define como la diferencia entre el gasto gubernamental corriente en bienes y servicios, y el ingreso total actual de todos los tipos de impuestos por transferencias de pagos. Así el déficit total ó déficit fiscal, es el deficit primario más los pagos por intereses de la Deuda.
Según el FMI, el déficit público en España será del 9,5% este año, y del 6,7% en el 2021. Y la Deuda Pública alcanzará su máximo, en más de un siglo, muy por encima del 100% de nuestro PIB.
Según estos datos, la economía española sufrirá una debacle histórica este año, como consecuencia de la pandemia del Covid-19, con un desplome del 8% del PIB en un solo ejercicio, al que le seguirá una recuperación parcial el 2021 con un repunte del 4,3%.
Cabe esperar que las decisiones de la Comisión Europea y el BCE, que son dos temas diferentes, van a suponer unas aportaciones globales de 750,000 millones de la Comisión, de los cuales 500,000 millones serán para fondo perdido, y 250,000 serán condicionados. Y el BCE dispondrá para la compra de Deuda de dos partidas de 650,000 millones y otra de 600,000 millones de los diferentes Estados.
Las partidas están condicionadas por la Comisión Europea, que serán para la digitalización de la economía, y para las mejoras en el Medio ambiente.De hecho aunque hoy hay división de opiniones entre afamados economístas españoles, de si las cantidades que correspondan a nuestro país sera un rescate, otros lo niegan como el Catedratico Santiago Niño Becerra , que ha afirmado recientemente que no vendran los hombres de negro, ni se hablará de rescate. Pero de hecho las cantidades que correspondan a España, vendrán condicionadas como ya he indicado.
Y el "Nobel de Economía Fra- Casado" ya se ha aliado con el ala más conservadora de la Comisión Europea, exigiendo mayores controles a nuestro país . Bueno lo de siempre, crear las mayores dificultades al Gobierno de Pedro Sánchez.
Pero a la distribución a los Estados de esos 2, 8 billones de euros, cada Estado podrá aportar de sus reservas según sus posibilidades.La situación es muy violenta, y se quiere salvar a base de Deuda Pública
Y si nuestra Deuda era del 98% el PIB antes de la pandemia , después de las prestaciones y la Deuda el Gobierno calcula que será del 120, 0 125% del PIB, lo que nos llevaría a unos 40,000 millones de pago anual de los intereses, y esas cantidades astronómicas, van a requerir que se tomen las medidas que garanticen mayores ingresos al Estado, para hacer frente a las reestructuraciones socio económicas necesarias.
Las que pongan fin al fraude fiscal calculado entre 60,000 y 80,000 millones, son de urgente necesidad, y aplicar más impuestos a quienes más tienen, también son una necesidad. Eso no solo es una necesidad imperiosa, son de justicia económica, porque no es posible que la tasa fiscal de nuestro país sea la de menor cuantía en la Unión Europea. Por eso los debates de la Comisión para la reestructuración socio económica, van a ser un capítulo más de la lucha de clases en nuestro país. Será la hora de que el interés de los trabajadores, y de los más necesitados sea lo prioritario a la hora de acordar mayores ingresos al Estado. Si, y eso con independencia de los intereses de los bancos y las grandes corporaciones, o de los regionalismos que solo sirven para dividir a la clase obrera. ¡Si!, que paguen más impuestos quien tiene muchos euros para pagarlo. Es la lucha de clases, porque queremos pagar menos intereses por la Deuda.
Así lo creo, así lo necesitamos, y así lo digo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook