Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esencias de Germanías

Eric Rogal es el nombre literario de Enrique Rodríguez Galdeano, que narra unas historias que ayudan a comprender aquellas revueltas, uno de los momentos clave de la Historia del Reino de Valencia.

Esencias de Germanías

Acabo de leer la obra ‘Héroes’. A pesar de mi escepticismo hacia la novela histórica hay que reconocer que logra dar vida a unos hechos que ocurrieron realmente en el Reino de Valencia entre los años 1519 y 1524. Se están cumpliendo, pues, ahora los 500 años de unos sucesos que Valencia no debería olvidar nunca. Medio milenio de una revuelta popular que, con todas sus contradicciones, en cierto modo suponía un cambio de rumbo total en relación con el que finalmente se llevó a cabo.

Las Germanías, al contrario que las coetáneas Comunidades de Castilla mucho más transversales e interclasistas, fueron un movimiento del pueblo llano en defensa de sus derechos pero también en defensa de los fueros, entonces plenamente vigentes, y con un grado muy grande de dignidad ante el hecho de que el rey Carlos I jurara ante las Cortes de todos sus reinos peninsulares menos en el de Valencia. Fueron los gremios (artesanos y menestrales) los que se unieron, se «agermanaron» y empeñaron todo, incluso su vida, para dejar de ser ninguneados y marginados por los grandes poderes establecidos en ese momento histórico, cuando ellos representaban la mayoría de la población y, además, se sentían expoliados por unas cargas e impuestos que resultaban para ellos totalmente insoportables.

Y reconozco que, tal como me adentraba en la novela, al conocer más y más a los personajes, algunos reales e históricos, otros inventados por el autor, además de profundizar casi imperceptiblemente en la historia de Valencia de aquellos años, se desgrana paso a paso lo que fueron y significaron las Germanías, pero también se percibe la vida cotidiana de nuestros antepasados en ese siglo. El texto permite imaginar perfectamente todos los movimientos de sus personajes por las calles o las plazas que todavía existen y la vida de aquel hormiguero humano que era una de las ciudades más pobladas de Europa, dentro de un recinto amurallado, enmarcado y jalonado por los Portales de San Vicente, de Quart, de Serrans y del Mar. Con el río Turia bordeándola y dibujando a su alrededor su curva milenaria, por supuesto. No es un acierto menor del autor el conocer a fondo aquellos hechos y narrarlos de una forma novelada con notable fidelidad; pero a mi entender, al menos lo que más me entusiasma, es cómo lo ambienta todo y sabe situarte en aquel mundo de la época, de tal manera que te identificas, lo vives, sientes el deseo y la ilusión de hablarles y chocarles la mano.

No exagero. Porque es la historia viva, en carne y hueso de unos personajes muy humanos, muy reales y hasta apasionantes dentro de un drama vivo de un pedazo de nuestra historia.

Lo importante es leer este libro de unos «héroes» que ya lo eran antes de coger las armas, y de su derrota surge el subtítulo muy significativo: ‘No lloréis por nosotros valencianos’. Eric Rogal es el nombre literario de un prestigioso filólogo, el catedrático Enrique Rodríguez Galdeano, que nos hace vibrar con unas historias que dejan huella y ayudan a identificaros más y más con nuestra tierra valenciana y a comprender aquellas Germanías que, sin lugar a dudas, supusieron uno de los momentos clave de la Historia del Reino de Valencia.

Compartir el artículo

stats