Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un dueto irrepetible en Galería Thema

La exposición ‘Un discurso fuera de contexto’ de Ángel Celada y Eugenio Simó se interroga sobre la cultura pop.

Un dueto irrepetible en Galería Thema

¿Qué está pasando con la cultura pop? La exposición Un discurso fuera de contexto, que forma parte de las acciones de València Capital Mundial del Diseño (WDCV2022), en Galería Thema, ofrece nuevos interrogantes y respuestas factibles al respecto. De la mano de dos artistas que nunca antes habían expuesto juntos, pese a que conozcan sus trayectorias mutuamente muy de cerca. Así, Celada y Simó, prometen una muestra irrepetible que se presenta como la más atractiva del estío en la ciudad de València.

Un dueto irrepetible en Galería Thema

Ángel Celada (València, 1972) es un artista que trabaja lo que hoy podría llamarse pintura expandida. Domina la aplicación de superposiciones, texturas, transparencias y, sobre todo, el collage como herramienta compositiva. En el marco de esta técnica es frecuente por su parte la utilización de letras, signos y fragmentos de texto que se adivinan al observar largo rato sus piezas. Cada obra contiene varios significados y se abre a una multiplicidad de interpretaciones que la hacen accesible a todo tipo de públicos.

Un dueto irrepetible en Galería Thema

Por su parte, Eugenio Simó (Torrent, 1972) es un artista plástico y diseñador gráfico que ha trabajado la identidad visual, imagen, editorial, ilustración, el diseño de producto y packaging de cantidad de marcas e instituciones con las que nos topamos en el día a día. Cuenta con gran prestigio en este campo, también ha diseñado fallas, y lo combina con una faceta pictórica a la que no siempre tenemos la suerte de poder aproximarnos en vivo. Vuelca en su Instagram creaciones que hacen guiño a las de otros artistas, que critican con un especial humor el estilo de vida actual más idealizado y tienen un componente político resuelto a la altura de ilustradores con portadas en revistas como Time o Der Spiegel.

Un dueto irrepetible en Galería Thema

El buen criterio de Beatriz Aranda, directora de Galería Thema, la ha llevado a innovar en cuanto a formato expositivo y no es la primera vez que experimenta poniendo en diálogo a dos artistas de diferentes técnicas pero con un lenguaje que confluye. En esta ocasión, ambos artistas multidisciplinares, uno más marcado, como decíamos, por su profesión de diseñador y el otro, quizás, por la pintura, se conocen bien y generan una atmósfera de ironía y crítica social nada reñida con el disfrute estético.

Desde el escaparate de la galería, en el que un muro de ladrillos a punto de derrumbarse llama la atención bajo una colorida obra que supone un horizonte de esperanza, podemos ver cómo se comunican los trabajos de Simó y Celada, respectivamente. Si bien el espacio galerístico es, en apariencia, pequeño, sus dos plantas diáfanas dan para mucho y en ellas se produce una instalación que parece una gran obra pensada por los dos para la ocasión.

En realidad, las piezas tienen distintos años de producción y origen sin embargo está tan perfectamente hilado el proyecto que podría tratarse de algo realizado ex profeso desde la radical actualidad. Mientras los collages de Celada toman la forma de barrido de las calles de una ciudad atravesada por todo tipo de imágenes y eslóganes, en los que el ruido visual está en los muros que nos rodean (de edificios, solares, tiendas, parques); las imágenes de Simó juegan al despiste y nos enseñan, por ejemplo, que ya no vemos la piscina del vecino porque el individualismo nos hace vivir en compartimentos estancos. Recreando, mordaz, los chapuzones de David Hockney (Inglaterra, 1937) con la mirada sesgada por una tapia que ya es parte del propio paisaje veraniego.

Compartir el artículo

stats