Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El colegio Unió Cristiana logra la cuarta mejor evaluación valenciana

La prueba diagnóstica practicada en 2013 a los alumnos de cuarto de primaria fue muy buena

El colegio Unió Cristiana logra la cuarta mejor evaluación valenciana

El colegio Unió Cristiana logra la cuarta mejor evaluación valenciana

Aunque muchos de los esfuerzos y las facultades de los alumnos y los maestros, a menudo, no quedan reflejados en los exámenes, es importante ocupar posiciones de prestigio cuando se evalúa el nivel de un centro. El colegio Unió Cristiana de Sueca ha entrado en el «top ten» de la educación primaria de la Comunitat Valenciana. El centro educativo concertado ha quedado en cuarto lugar en el ranking de mejores calificaciones según la evaluación diagnóstica del curso 2012-2013 de sus alumnos de cuarto curso. Se trata de la única escuela de la Ribera clasificada entre las diez primeras en las pruebas de rendimiento que propone la Conselleria de Educación.

«No hay más secreto que planificar y trabajar ese aspecto», cuenta el director, Alberto Hernández. Las pruebas también las realizan los alumnos de segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). «En primaria se evalúan conocimientos de valenciano, de matemáticas y de comprensión lectora», afirma antes de explicar que los alumnos disponen de 50 minutos para contestar a las preguntas de un test de diez folios.

El director reconoce que la prueba «escapa a la realidad de lo que los alumnos están acostumbrados a realizar». Y confiesa que en el colegio les han ayudado a prepararlas para que los niños las pudieran afrontar con garantías. Hernández incide en la dificultad que esta evaluación representa para alumnos de nueve y diez años que deben resolver en cincuenta minutos un examen de diez folios.

«El formato lo marca la Comisión Europea, y es un poco raro para los niños; por eso les ayudamos a preparar el examen en valenciano y matemáticas», apunta el director. Hernández cuenta que a este menester dedican un poco de tiempo durante todo el curso, como tienen estipulado en su plan de mejora de resultados académicos. Tras realizar la comparativa entre los resultados de la prueba diagnóstica de 2009 y 2011, «vimos dónde teníamos fallos y la manera de superarlos», dice. Y confiesa que entonces «tuvimos claro que debíamos preparar la prueba, enseñar a los alumnos a resolver el tipo de problemas de matemáticas propuesto e incidir en la lectura comprensiva para que los niños sepan desenvolverse a la hora de realizar la prueba».

Alberto Hernández recuerda que el objetivo de esta evaluación no es el de comparar colegios. En este sentido, lejos de autocomplacerse por el resultado obtenido, expresa que la clave «está en el grupo-clase; si el grupo-clase es bueno, la prueba diagnóstica sale bien, mientras que si el grupo-clase no es tan bueno, el resultado es más flojo».

«Hemos trabajado», asegura, «pero nuestro único mérito es haber proporcionado a los alumnos los medios necesarios para que la prueba saliera lo mejor posible».

Compartir el artículo

stats