Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El CB Alginet no baja el ritmo y es 2.º, mientras el Benifaió sufre en Valencia

El entrenador Carlos Bonet recluta jugadores del filial ante el gran número de bajas de los azulones

La tendencia de los conjuntos ribereños de la Primera División se ha invertido. El Roquette Benifaió empezó la temporada con una trayectoria cuasi inmaculada. Sin embargo, con el paso de las jornadas ha ido perdiendo fuelle y después de la derrota de esta semana ante El Pilar por 97-61 ocupa la séptima posición, con tres victoria y ya cinco derrotas. La marcha del CB Alginet es la contraria, comenzando con dudas en su inicio pero consolidándose con el paso de las semanas. Los azulones, al contrario, son segundos, con seis victorias y dos derrotas.

El Alginet se impuso al Jorge Juan de Novelda con un marcador muy claro a su favor sin hacer un gran encuentro y jugando a ráfagas, donde brillaron más las buenas individualidades. Toda la plantilla al completo no ha entrenado junta desde hace unas semanas, bien por lesión de algunos jugadores, por precaución y descanso para evitar posibles recaídas, motivos de estudio y trabajo de otros jugadores. Todo esto unido hace que el técnico Carles Bonet se vea obligado a usar jugadores del sénior B para poder completar entrenamientos de calidad y con un mínimo de exigencia e intensidad. Por ejemplo, para este partido contra el Novelda, Verdeguer llevaba molestia en los isquios del partido en Benifaió y Jacobo se va recuperando de molestias en el menisco. Destacó el buen partido de la pareja de grandes pívots que tiene el Alginet en Jacobo y Verdeguer, muy bien acompañados por el juego exterior de Fabio y Guillem Marín.

El Roquette Benifaió jugó a domicilio y sufrió un duro correctivo contra el Pilar A. El equipo de la Ribera se presentaba a este encuentro con gran parte de línea interior lesionada, factor que desde el inicio del encuentro fue determinante. En todo momento fue inferior a un rival muy intenso en ataque y en defensa, de manera que el Roquette nunca encontró el ritmo en un partido con muy poca historia donde el marcador habla por sí mismo.

Compartir el artículo

stats