Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denunciará a Fomento por no señalizar la acequia

La víctima tacha de «trampa mortífera» el canal, donde un hombre falleció hace diez años en circunstancias similares

Francisco José Figuérez está decidido a emprender una batalla judicial contra el Ministerio de Fomento por la ausencia de señalizaciones que adviertan del peligro de la presencia de la Acequia Real del Júcar justo al otro lado del quitamiedos de la A-7. Admite que no estuvo acertado al tomar la arriesgada decisión de cruzar a pie la autovía para llegar hasta la gasolinera, pero sostiene que eso no quita que se deba advertir del peligro de la presencia del canal. «Aquí ya se han caído otras personas y ha habido víctimas. Es una trampa mortífera», advierte.

De hecho, fuentes de la Policía Local de Alberic señalan que hace una década un hombre falleció también en ese mismo punto tras cruzar la autovía para ir a la estación de servicio y precipitarse a la acequia. Otros también han caído en ese cauce, añaden.

El vecino de l'Horta no busca una indemnización, sino «evitar que a otras personas pueda pasarles lo mismo que a mí». Además, denuncia que el quitamiedos que separa la calzada del canal es insuficiente y «si se produjera un accidente de tráfico cualquier coche podría acabar ahí dentro».

Figuérez ha pasado 5 días ingresado en la UCI y el pronóstico médico es que su recuperación se alargará durante los próximos tres meses como mínimo. Ahora, ha pedido su traslado hasta un centro hospitalario de Valencia. «Quiero estar más cerca de mi familia y de mis abogados para preparar bien el pleito», explica.

Compartir el artículo

stats