Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cullera reclama a Educación que envíe dos educadoras para l'Escolaica y Sant Antoni

La conselleria alega que cumple con la reglamentación, pero no descarta destinar más personal a los colegios

La Conselleria de Educación sigue sin dar una solución para atender a ocho alumnos de los colegios públicos Lluís Vives (l'Escolaica) y San Antonio del Mar con necesidades educativas especiales. Estos menores deben compartir este curso a la misma educadora, pero los padres, los centros y el propio ayuntamiento piden que haya una asistente en cada colegio para que los alumnos estén adecuadamente atendidos.

El edil de Compromís, Pere Manuel, preguntó por este caso en el último pleno municipal del pasado martes y el concejal de Educación, Vicente Pérez, recordó que este asunto es competencia de la Conselleria de Educación, la cual explicó al consistorio que se cumplía con el actual reglamento que establece a cuantos niños le corresponde atender a cada educadora.

Pero el gobierno local le ha insistido a la conselleria en que la educadora no puede estar desplazándose de un colegio a otro y es necesario que haya un profesional en cada centro para ayudar a los niños adecuadamente; por eso ahora la Conselleria de Educación sigue estudiando el caso, informó Pérez.

Los padres de los alumnos han realizado múltiples acciones para que se acepte su reclamación. Hace unos meses se organizó una recogida de firmas y también presentaron una instancia ante la Conselleria de Educación para que haya una educadora en cada centro.

Hasta ahora, una asistente se había dedicado a atender a los niños que estudian en l'Escolaica y otra profesional atendía a los del colegio San Antonio y a los de un instituto. Pero este año ambos colegios deben compartir a la misma educadora, a pesar de que hay más alumnos dependientes.

Caso similar al de Àxel

El caso recuerda al de Àxel Blanch del que informó este diario, el alumno dependiente de Sueca al que se le había asignado una educadora tan solo a media jornada, pero gracias a la presión social y a una multitudinaria manifestación apoyada por los vecinos de la capital de la Ribera Baixa consiguió que Educación ampliara el horario de esta profesional.

Compartir el artículo

stats