Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eurocebollas duplicará su plantilla tras invertir nueve millones en la nueva planta

El traslado a tres kilómetros de cualquier municipio, que se prevé completar en un año, evitará los problemas de malos olores en Alzira

Eurocebollas duplicará su plantilla tras invertir nueve millones en la nueva planta

Eurocebollas duplicará su plantilla tras invertir nueve millones en la nueva planta

Alzira dejará de oler a cebolla en un año. Es el plazo en que la empresa Manipulados de Cebollas y Derivados-Eurocebollas estima que tendrá acabadas las nuevas instalaciones en la partida Cabañes que, tras una inversión de nueve millones de euros, permitirán el traslado de la actual planta ubicada junto a la estación de Renfe. El vicepresidente del Consell, José Císcar, y la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, participaron ayer en el acto simbólico de colocación de la primera piedra de una factoría que permitirá casi duplicar la producción y también aumentará la demanda de mano de obra con la previsión de duplicar la plantilla, formada actualmente por 70 personas. Maceder está reconocida como un centro especial de empleo y un 88 % de la trabajadores son discapacitados. «Hemos luchado por conseguir el objetivo de poder crecer sin molestar», destacó Francisco Alberola, uno de los propietarios de la empresa, que admitió que fue la presión del ayuntamiento para acabar con los malos olores, ya que en días de poniente el aroma a cebolla se extiende por amplias zonas de la ciudad, la que provocó que se impulsara el traslado a través de una Declaración de Interés Comunitario (DIC) hace ya cinco años.

La nueva planta se construirá en una parcela de 52.000 metros cuadrados equidistante a tres kilómetros de los municipios del entorno -Alzira, Guadassuar, l'Alcúdia y Massalavés- en la que se ha autorizado la ocupación de 17.000 metros cuadrados, lo que supone triplicar los 5.000 m2 de las actuales instalaciones. José Alberola, por su parte, recordó que cuando Maceder se instaló en Alzira en el año 2000 procesaba 20.000 kilos al día de cebollas, un volumen que actualmente alcanza los 290.000 kilos. Los hermanos Alberola estiman que en las nuevas instalaciones se podrá llegar a cerca de 500.000 kilos por día. «Queremos ser un referente de la cebolla procesada para la industria y que cualquier empresa que consuma cebollas en nuestro entorno nos compre», expusieron los propietarios de una empresa que ya exporta sus productos a veinte países, desde los más próximos de Europa a Australia, Japón o Chile, y tiene entre sus clientes a grandes cadenas de distribución.

El vicepresidente del Consell, José Císcar, presentó a la firma alcireña como «el paradigma de lo que queremos que sea la industria agroalimentaria valenciana» y anunció que el nuevo Programa de Desarrollo Rural de la Comunitat Valenciana (2015-2020), dotado con 450 millones de euros, contará con una línea específica de 92 millones para la modernización de las empresas de un sector que no dudó en calificar de estratégico.

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, por su parte, agradeció la «disposición y sensibilidad» de los hermanos Alberola y su apuesta por Alzira en un momento en que incluso llegaron a plantearse el traslado a otra localidad ante el problema que representaban los fuertes olores derivados de su actividad.

Francisco Alberola recordó que, al barajar esa opción, la alcaldesa les emplazó a buscar una solución y que la «única opción posible» fue tramitar una DIC para desplazar la fábrica a un punto del término municipal «en el medio del campo, lejos de todos, y aqui estamos», dijo, mientras señalaba que en un año estarán acabadas las nuevas instalaciones.

Su hermano destacó que, además de la apuesta por la investigación, Maceder-Eurocebollas también es una empresa «sostenible» por el respeto al medio ambiente y anunció que en la nueva planta se van a desarrollar proyectos que ya están en marcha para reducir el consumo energético utilizando la pieles de cebolla, un sistemas de reutilización de aguas y depuradoras anaeróbicas con biogás.

Compartir el artículo

stats