Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inversión privada de 25 millones en el centro comercial

La alcaldesa de Carcaixent, Lola Botella, aseguró recientemente en un balance de gestión que Carcaixent dispone hoy de «más y mejores equipamientos públicos, comunicaciones y servicios» que cuando ella se hizo cargo de la gestión pública en 1999.

El gran legado de su gestión es el Centro Comercial Ribera del Xúquer, que supuso la mayor inversión privada efectuada en Carcaixent, con 25 millones de euros y un espaldarazo de autoestima porque supuso arrebatar a Alzira una inversión por la que también competía. Botella recuerda que para las arcas municipales, la inversión en el centro comercial dejó «en donación» para el ayuntamiento 1,5 millones euros «que se han podido dirigir a políticas de ayuda social, de emergencias o acciones culturales», pero sobre todo la alcaldesa asegura que permitió situar a Carcaixent «como un punto de referencia para la comarca». c. alós alzira

Compartir el artículo

stats